DESALOJAN A MÁS 20 SINDICALISTAS AL MOSTRAR PANCARTAS EN EL HEMICICLO Y LOS IDENTIFICAN AL SALIR DE LA CÁMARA

Unos 1.500 empleados públicos protestan ante el Parlamento contra los recortes

Unas 1.500 personas han protestado este martes a las puertas del Parlamento gallego en contra de la 'imposición' de recortes en la Administración, coincidiendo con el debate de la Ley de medidas temporales para empleados públicos que este martes se aprobó por lectura única con los únicos votos a favor del PP --que tiene mayoría absoluta en el hemiciclo-- y el rechazo de la oposición --PSdeG y BNG--.

Tras una pancarta conjunta de los sindicatos CIG, CC.OO., CSIF y UGT con el lema 'En la defensa de los servicios públicos. No a los recortes de nuestros derechos', los manifestantes se agolparon desde antes de las 10.00 horas --momento de inicio del pleno-- ante un nutrido grupo de policías que escoltaron en todo momento la entrada de la Cámara autonómica.

Corearon consignas como 'No hay pan para tanto chorizo', 'Ahí está, la cueva de Ali Babá', 'Feijóo, cretino, trabaja de interino'. 'Los del gabinete, que vayan para el retrete', 'El próximo parado, que sea diputado', 'El próximo parado, que sea Mariano' y 'Feijóo, a culpa é túa, a xente está na rúa' -'Feijóo, la culpa es tuya, la gente está en la calle'--.

Asimismo, portaron numerosas banderas y carteles con frases como 'Benestar ao carallo', 'Españoles, Franco ha vuelto', 'No a la privatización', '¿Pero esto qué es? Dictadura, no lo ves' y 'Por tanto robar, ahora a recortar'.

Durante dos horas, los manifestantes no dejaron de hacer sonar numerosas bocinas y pitos, abuchearon con fuerza a cada coche oficial que accedía o salía del Pazo do Hórreo e incluso lanzaron un huevo.

Participaron en la protesta distintas secciones sindicales de las áreas de educación y sanidad --entre otras--, empleados públicos provenientes de varias ciudades de Galicia y también el comité de empresa de la Compañía de Radio Televisión de Galicia, tras una pancarta que rezaba 'En defensa de la CRTVG. Por una radiotelevisión al servicio de Galicia'.

DESALOJO DE SINDICALISTAS

Sobre las 11.00 horas, una veintena de delegados sindicales de los empleados públicos han sido desalojados del hemiciclo gallego al mostrar pancartas en contra de la ley de ajustes. Al salir del Pazo do Hórreo, fueron identificados por la Policía Nacional y los agentes han impedido a los periodistas acercarse a ellos.

El desalojo se ordenó por parte de la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, cuando los sindicalistas elevaron sus pancartas contra la ley de ajustes con proclamas de 'no a los recortes'. La jefa del Legislativo instó a 'retirar' las pancartas de la bancada de invitados, donde el Reglamento de la Cámara no permite expresiones de este tipo.

De hecho, la propia Pilar Rojo les recordó que 'interrumpir el pleno puede ser constitutivo de delito'. Aun así, los sindicalistas persistieron y, finalmente, fueron desalojados del hemiciclo.

Previamente, se había votado la toma en consideración del texto legislativo. Cuando se produjo ese momento fue cuando los sindicalistas protestaron contra la normativa.

También al inicio de la sesión, los portavoces socialista y nacionalista, Abel Losada y Ana Pontón, respectivamente, pidieron la palabra para demandar la supresión de este punto del orden del día. Los votos del PPdeG echaron abajo esta solicitud de los grupos de la oposición.

'SIEMPRE SE IDENTIFICA'

Una vez votada la ley, Losada ha vuelto a pedir la palabra para denunciar 'algo inaudito' --que los sindicalistas fueran identificados-- y ha preguntado 'cuál es el objetivo y quién dio esa orden', pues los representantes de los trabajadores, invitados por el PSdeG, 'estaban convenientemente registrados'.

'Cuando se desaloja siempre se identifica, no es una cuestión puntual', ha replicado la presidenta del Parlamento, quien ha incidido en que esto 'se hace siempre desde que esta Cámara tiene memoria'.

RECIBIDOS CON VÍTORES

Una vez que los sindicalistas fueron identificados y reunidos en la entrada al Pazo do Hórreo, se les permitió salir del recinto todos juntos y fueron recibidos con vítores de los manifestantes, que gritaban 'Policía, únete'.

En declaraciones a los medios de comunicación tras ser desalojados, los sindicalistas calificaron de 'espectáculo bochornoso' y 'esperpento' la actitud del Partido Popular, que 'con el rodillo' de la mayoría absoluta 'totalitaria' aprueba esta normativa.

Además, informaron de que en la tarde de este martes tienen previsto reunirse para abordar cómo afrontan la situación que ahora se abre y no descartan adoptar ningún tipo de medida y movilizaciones para protestar contra esta normativa.

'ACTITUD FASCISTA'

En concreto, el representante de CC.OO., Ramiro Otero, ha subrayado censurado 'un nuevo ataque del PP contra los empleados públicos', ante lo que ha asegurado que continuará la movilización de las centrales salariales.

El responsable de UGT, José Vázquez, ha criticado que los populares saquen adelante una ley 'con un trámite de una hora escasa, cuando lo normal es que dejaran que los partidos' presentasen enmiendas. 'Hicieron con los partidos políticos como con nosotros, no le hicieron caso a nada y pasaron para adelante', ha subrayado, para reprobar una 'actitud fascista' y decir al PP que 'tiene que aprender a negociar'.

La representante de la CIG, Carmen López Santamariña, ha arremetido contra el 'abuso de la mayoría totalitaria que tiene el PP, sin dar pie a ningún tipo ni de retirada ni de negociación' de las medidas.

Ha reiterado su rechazo a 'este decreto ley', pues 'lo están legislando como si fuese un decreto ley, por imposición' y ha vuelto a pedir su retirada, para lo que la central nacionalista adoptará 'todas las acciones jurídicas que sean necesarias'. 'Estamos dispuestos a llegar a donde haya que llegar', ha advertido.

'CORTINA DE HUMO'

Por su parte, el representante de CSIF, Juan Carlos Rivas, ha cargado contra un Gobierno que 'ha desoído a todos los empleados públicos que han salido a la calle para dar una respuesta contundente a unas medidas absolutamente injustas e inútiles'. 'La falta de diálogo y negociación' de esta Administración con los empleados públicos 'lleva a un único camino' a los sindicatos, 'que es la calle', ha avisado.

En este sentido, ha rechazado 'políticas basadas en la demagogia para ocultar, a través de una cortina de humo, la absoluta incapacidad para sacar a Galicia de la crisis y tomar medidas que realmente sean eficaces'.

'Es vergonzoso lo que está pasando. Llevamos varios años de recortes y bajadas salariales y, especialmente en la sanidad, ya teníamos los deberes hechos', ha señalado Pilar López Mera, del Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE). 'Están deteriorando la sanidad pública gallega. Basta ya', ha finalizado.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >