ESPAÑA

Torra toma posesión tras 202 días sin Gobierno en Cataluña

El nuevo president asumirá el cargo en un acto sencillo y en presencia de su familia y de Torrent

Quim Torra, el martes, en la sesión del Parlament.
Quim Torra, el martes, en la sesión del Parlament.
Torra toma posesión tras 202 días sin Gobierno en Cataluña

 Quim Torra tomará hoy posesión como presidente catalán en un acto breve, discreto, sin parlamentos y sin apenas invitados en el Palau de la Generalitat, 202 días después de la destitución del Govern de Carles Puigdemont. Después de días de negociación entre las administraciones central y catalana sobre el formato que debe tener la ceremonia, Torra, que quería un acto austero y sin invitados, tomará hoy por la mañana posesión del cargo, posiblemente en el Saló Verge de Montserrat de Palau, antesala del despacho del president, en lugar del tradicional Saló de Sant Jordi, según fuentes conocedoras de las conversaciones.


Torra quiere un acto breve, sencillo y en presencia de su familia y del presidente del Parlament, Roger Torrent, en contraste con las tomas de posesión anteriores en el Saló de Sant Jordi, que solían congregar a más de 200 personalidades de los ámbitos político, social y económico de Cataluña. Quim Torra explicó el martes que, para tomar posesión, repetirá la fórmula que usó su predecesor en el cargo, Carles Puigdemont, quien en 2016 evitó toda referencia a la Constitución y al Rey.


En 2016, al relevar a Artur Mas, Puigdemont respondió afirmativamente a la pregunta que le formuló la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell: "¿Promete cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament?". El viernes, Torra tiene previsto visitar a los exconsellers Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Raül Romeva, Jordi Turull y Josep Rull en la prisión de Estremera, a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart en Soto del Real, y a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera Dolors Bassa en Alcalá Meco, según le explicó ayer  por carta al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.
Por su parte, el Gobierno mantendrá las condiciones específicas que impuso a Cataluña a finales de 2015 para poder recibir partidas del FLA, pero cuando cese la aplicación del artículo 155, aunque permanecerá vigilante, dejará también de controlar el presupuesto de la Generalitat, según fuentes del Ejecutivo después de que Torra anunciase que una vez que tome posesión enviará una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para pedirle una reunión en la que le pedirá levantar el 155.


Después de que ayer Rajoy y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, pactaran reactivar el 155 si se crean "estructuras políticas paralelas" y se quiebra el orden constitucional, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, pidió al Gobierno del Estado que "rectifique" y "proteja los derechos de millones de catalanes".