ESPAÑA

Sánchez quiere eliminar este mes los aforamientos políticos

El presidente del Gobierno reivindicó su "sentido común" frente a las "políticas pendencieras"

Pedro Sánchez, durante el acto de Fuenlabrada.
Pedro Sánchez, durante el acto de Fuenlabrada.
Sánchez quiere eliminar este mes los aforamientos políticos

nnn El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzó ayer que antes de que termine este mes el Consejo de Ministros aprobará su propuesta de reforma constitucional para la supresión de aforamientos políticos. Sánchez hizo este anuncio en el mitin que protagonizó ante unas 1.500 personas en un polideportivo de Fuenlabrada (Madrid), tras el acto en el que se ha proclamado a los candidatos del PSOE para las elecciones autonómicas de mayo de 2019.
"Hace un mes y medio largo anunciamos que íbamos a proponer una reforma de la Constitución para acabar con los aforamientos y antes de que termine este mes esta propuesta de reforma constitucional será llevada al Consejo de Ministros", dijo Sánchez.
La propuesta, que está pendiente del informe del Consejo de Estado, afectará a diputados, senadores y miembros del Gobierno en cuestiones que no tengan que ver con el ejercicio de su cargo, según explicó en su día el Ejecutivo.
En su primer gran acto de partido tras su llegada a la Moncloa hace cinco meses, Sánchez reivindicaba además la reforma de la Carta Magna "para reconocer más derechos y libertades y garantizar la unidad de los pueblos de España" como una de las cinco grandes transformaciones que necesita España, junto con la de la educación, el mercado de trabajo, el sostenimiento del Estado del bienestar y la ecología.
En una intervención de apenas veinte minutos, muy jaleada por los suyos, a los que prometió nada más empezar que "en 2019 y después de muchos años de espera no habrá un mausoleo en homenaje al dictador Franco", Sánchez reivindicó como un deber del PSOE la decisión de presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy. "No era fácil, pero en la vida y en la política no hay que mirar el coste o el beneficio sino hacer lo que se debe", defendió.
En el transcurso de su intervención defendió el "sentido común" y la serenidad de su proyecto de cambio para adoptar medidas en favor del bienestar de los ciudadanos frente a la "política pendenciera" que cree que está protagonizando la oposición.
Sánchez sacó pecho por el cambio que ha supuesto en la vida política y por las medidas que está aprobando. Unas decisiones que cree que demuestran el carácter progresista de un Gobierno que ha asegurado que "aplica antes el sentido común que la propia ideología". "Gobernamos para todos, sean ciudadanos que han votado al PSOE, al PP, a Podemos o a Ciudadanos", garantizó antes de advertir de que a algunos, en referencia a los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera, se les ha "atragantado" y "parado el reloj" con la moción de censura.n