39 CONGRESO SOCIALISTA

Sánchez se erige en la esperanza del 15M contra esta "etapa negra" del PP

El líder socialista deja claro que una moción de censura contra Rajoy depende de que Podemos y Ciudadanos dejen de vetarse

Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE, saluda subido a una silla, a delegados y simpatizantes durante el acto de clausura del congreso.
Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE, saluda subido a una silla, a delegados y simpatizantes durante el acto de clausura del congreso.
Sánchez se erige en la esperanza del 15M contra esta "etapa negra" del PP

n n n Aclamado por unas 8.000 personas, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, culminó ayer el 39 Congreso Federal delpartido erigiéndose en la esperanza de los indignados del 15M y tendiendo la mano a las "fuerzas el cambio" para construir una "mayoría alternativa que acabe con esta etapa negra de gobierno del PP".
Con los 48 miembros de la nueva ejecutiva a su espalda -una dirección de fieles que ha logrado un apoyo del 70,5 %-, Sánchez dejó  claro que una moción de censura contra Mariano Rajoy depende de que Podemos y Ciudadanos dejen de vetarse. "El cambio depende de tres fuerzas políticas; si continúan los vetos, el PSOE hablará claro y dirá a los votantes progresistas que en las próximas elecciones apoyen mayoritariamente al único partido que lo puede garantizar, que es el PSOE", recalca.
Tras comprometerse a "trabajar sin descanso" para conseguir esa mayoría transversal que él siempre ha defendido, Sánchez se mostraba dispuesto a hablar con Podemos y Ciudadanos "respetando la autonomía de cada partido" y anunciaba que va a impulsar un "espacio de coordinación" parlamentaria con ellos dirigido a desmantelar las leyes del PP.
En nombre de la "izquierda real y de gobierno" y de un "nuevo PSOE que es el PSOE de siempre, el que nunca tuvo miedo al cambio", se ha mostrado convencido de que el proceso de renovación que lidera pone a su partido "rumbo a la Moncloa".

recuperar el voto
Para ello, Sánchez aspira a recuperar el voto de izquierdas absorbido por Podemos, el voto de los indignados por la corrupción y los desencantados con la gestión de la crisis, y por eso ayer se dirigía "a quienes se convocaron hace seis años, un 15 de mayo, al grito de no nos representan". A estos, el líder socialista les dice que "su demanda de regeneración pronto será una realidad" y que el nuevo PSOE es la "izquierda que no defrauda y que escucha". "Con ejemplaridad y solvencia aspiramos a representar a quienes gritaban que nadie les representaba".
En su discurso, de casi una hora, Sánchez recalcó que hará una "oposición de Estado", pero que se situará "enfrente" de un gobierno al que acusa de vulnerar la Constitución y de "corromper todo lo que toca".
En el congreso en el que el PSOE asumía el carácter plurinacional del Estado, Sánchez reivindicó cuna España "nación de naciones" que reconozca la plurinacionalidad en una reforma federal de la Constitución y que "quiere a Cataluña", y se declaró "a favor de España y del catalanismo" porque los "éxitos del catalanismo desde siempre han sido los de la democracia española".
No faltaron en su discurso palabras de agradecimiento a Susana Díaz y Patxi López y de reivindicación del legado de unos expresidentes que no le han acompañado, ni un homenaje a los desaparecidos Elena de la Cruz, José Antonio Alonso, Pedro Zerolo y Carmen Chacón.
"Hemos dicho izquierda, hagamos izquierda. Hemos dicho cambio, hagamos realidad el cambio", se despedía  Sánchez de los asistentes al congreso recogiendo la máxima política de Chacón.n