40 AÑOS DE CARTA MAGNA

El rey defiende el valor constitucional sin suprimir la diversidad territorial

Felipe VI presidió en el Congreso el acto conmemorativo de la Carta Magna, en el que alabó la labor del monarca emérito

Ana Pastor y la reina Letizia aplauden al rey Felipe VI durante su intervención.
Ana Pastor y la reina Letizia aplauden al rey Felipe VI durante su intervención.
El rey defiende el valor constitucional sin suprimir la diversidad territorial

 El rey reivindicó la "plena vigencia" de los ideales consagrados en la Constitución, sin desvirtuarlos y sin "suprimir la diversidad territorial", si bien animó a adaptar la vigente "manera de hacer" a "una España abierta a los cambios", con espíritu "crítico pero siempre constructivo".
Felipe VI y la reina Letizia, acompañados por la princesa Leonor y la infanta Sofía, presidieron en el Congreso la solemne sesión conmemorativa del 40 aniversario de la Constitución, una ceremonia a la que asistió el rey Juan Carlos con doña Sofía, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado cuando se celebraron los cuarenta años de las primeras elecciones democráticas.
Ejerció como anfitriona la presidenta del Congreso, Ana Pastor, quien, en su alocución previa al discurso del monarca, hizo un llamamiento a todos los españoles para renovar el "Gran Pacto Constitucional" en el día en el que se cumplen 40 años de la Constitución de 1978, una Carta Magna que no es un "candado", ya que se puede mejorar y "admite reformas".
A las habituales ausencias de ERC, PDeCAT, PNV y EH-Bildu, se sumaron Compromís y En Comú Podem, mientras que sí acudió el resto de parlamentarios de Unidos Podemos (incluidos los de IU, que llevaban siete años sin asistir), quienes exhibían distintivos republicanos y fueron los únicos que no aplaudieron a Felipe VI ni a don Juan Carlos.
Desde la tribuna de oradores, don Felipe subrayó que "la democracia está firme y plenamente consolidada" y defendió la "estructura territorial" amparada por la Carta Magna, por haber consolidado la más "profunda descentralización del poder político" de la Historia de España, con un "reconocimiento y protección de nuestras lenguas, tradiciones, culturas e instituciones".

españa, “muy diferente"
En todo caso, la España de ahora es "muy diferente de la de aquel 6 de diciembre de 1978" y "a lo largo de todos estos años se produjeron en nuestro país equivocaciones, errores e insuficiencias", precisó el jefe del Estado, quien advirtió de la necesidad de "seguir construyendo", desde las respectivas responsabilidades de cada uno, "una España en vanguardia, moderna y renovada".
"Una España abierta a los cambios que nuestra sociedad y, especialmente, las jóvenes generaciones merecen", continuó el monarca, antes de reivindicar la vigencia de ideales y valores como "la vocación de integración, respetando nuestras diferencias y nuestra diversidad", ya que esta vocación "no supone uniformidad ni negar la pluralidad".
En su largo discurso, plagado de citas y elogios a los ponentes de la Constitución, don Felipe, que se despidió con un "muchas gracias" en las distintas lenguas cooficiales, alabó también a sus padres por el papel desempeñado en el proceso de democratización, momento en que don Juan Carlos recibió junto a doña Sofía, visiblemente emocionado, la ovación del hemiciclo.
Por su parte, la presidenta de la Cámara Baja, AnaPastor, apeló a la "prudencia" y la "sabiduría" de los constituyentes, porque, avisó, ninguna Constitución debería reformarse "con menos acuerdo del que la creó", y proclamó: "Hoy es el momento de que todos los españoles renovemos este gran Pacto Constitucional. Es lo que el pueblo español demanda a sus representantes".

LAS FRASES

Respaldo y reforma

Pedro Sánchez
"El mejor homenaje que se le puede rendir a la Constitución española es abrir el debate sobre una reforma adaptada al siglo XXI".
Pablo Casado
"La Carta Magna está viva y es la mejor vacuna contra el radicalismo, el populismo y el nacionalismo. No es el momento de abrirla en canal".
Pablo Iglesias
"Para afrontar los nuevos desafíos hay que apostar por la justicia social, la fraternidad y la libertad, y eso en 2018 significa decir República".
Albert Rivera
"No es momento de guerracivilismos, de rojos y azules, de confrontación; es momento de volver a unir a los españoles".
Mariano Rajoy
"La España que nació en el 78 es la mejor de nuestra Historia. Hay que seguir mirando hacia delante".
Rodríguez Zapatero
 "Si tenemos nostalgia de los tiempos de los grandes acuerdos, practiquemos los grandes acuerdos".
José María Aznar
 "Hoy los ciudadanos plantean nuevas exigencias, pero para responder a ellas se necesita más Constitución, no menos".
Quim Torra
"No hay nada que celebrar. Esta Constitución se convirtió en una jaula y, literalmente, en una prisión".
Núñez Feijóo
"Una cosa es actualizar la Constitución y otra acabar con una de las grandes obras políticas de Europa".
Esperanza Aguirre
"Soy partidaria de reformar todo lo que haya que reformar dentro del espíritu de concordia constitucional".