ESPAÑA

Los presos de ETA descartan un arrepentimiento político

El colectivo que los agrupa acepta acogerse a beneficios penitenciarios pero sin hacer delaciones

Antton López Ruiz, 'Kubati', ayer durante una rueda de prensa en San Sebastián.
Antton López Ruiz, 'Kubati', ayer durante una rueda de prensa en San Sebastián.
Los presos de ETA descartan un arrepentimiento político

El colectivo de presos de ETA EPPK determinó que será cada recluso el que decida optar o no a los diferentes beneficios penitenciarios, a la vez que señaló que "que nadie nos pida ni el arrepentimiento político ni la colaboración para encarcelar o alargar las condenas de otros compañeros".


El periódico Gara publicaba ayer un documento de conclusiones del EPPK tras completar un debate interno, en el que se detalla la hoja de ruta para afrontar la vía legal por parte de los presos de ETA para buscar salidas para "la situación de los 330 encarcelados". El texto señala que habrá diferentes opciones en base a la situación jurídica de cada preso y será cada recluso el que decida iniciar las diferentes vías legales relacionadas con redenciones, destinos carcelarios, cambios de grado, permisos o libertades condicionales. Pero el documento dice que no aceptarán ningún paso que pueda ir en contra de la militancia política o "que pueda ser políticamente utilizado para dañar el proceso de liberación".


"Que nadie nos pida ni el arrepentimiento político ni la colaboración para encarcelar o alargar las condenas de otros compañeros. El tiempo de la confrontación armada quiere ser cerrado en Euskal Herria y estando de acuerdo con esta oportunidad de futuro que nadie nos pida renunciar ni a nuestras ideas ni a nuestros objetivos políticos", subraya el escrito.


La hoja de ruta marcada por el EPPK para "trabajar la vía jurídica" será la siguiente: cada preso se hará con su dossier jurídico y estudiará con los abogados las opciones que hay en base a la legalidad actual. Ese informe de cada preso se trasladará en primer lugar a la dirección del colectivo, luego a los ciudadanos "para que en los pueblos sepan" cuál es la situación y posteriormente estará en manos de cada preso los pasos a dar. "Nos valdremos del recorrido de la vía legal para conseguir nuestra libertad, porque la superación del conflicto así lo exige. Somos conscientes que la legalidad vigente nos lleva por el camino contrario, que no hay salida", añade el documento.


El EPPK asegura que aunque su principal reivindicación es la excarcelación de todos los encrcelados, pedirán el reagrupamiento de todos los reclusos en la cárcel alavesa de Zaballa y en la francesa de Mont de Marsan. No obstante, el EPPK daría "por bueno" todo agrupamiento, todo acercamiento, toda excarcelación aunque el agrupamiento "sea parcial, el acercamiento no sea a Euskal Herria o la excarcelación no sea definitiva".


Mientras, el representante de Sortu y exrecluso de ETA Antton López Ruiz 'Kubati' subrayó durante una rueda de prensa en San Sebastián que para el colectivo de presos de la banda terrorista tener que denunciar a sus "compañeros" con causas pendientes sería "un suicidio político".


Antton López, que cumplió 26 años de prisión por 13 asesinatos, entre ellos el de la dirigente etarra Dolores González 'Yoyes', insistió en que la cooperación "es una cuestión que el colectivo no va a aceptar porque se le exige colaborar con algo que ni siquiera está bien visto por la sociedad". "No vamos a aceptar ese tipo de cuestiones porque sería un suicidio político, esta ley expresa una condición de vencedores y vencidos que no es la solución a este conflicto", zanjó.