MASACRE TERRORISTA EN BARCELONA

Los Mossos investigan la vinculación del imán de Ripoll con los asaltantes

La investigación trata de determinar si se trata del segundo fallecido en Alcanar y es el responsable de su radicalización

La Rambla de Barcelona volvió ayer a la normalidad, con la presencia de cientos de visitantes todo el día.
La Rambla de Barcelona volvió ayer a la normalidad, con la presencia de cientos de visitantes todo el día.
Los Mossos investigan la vinculación del imán de Ripoll con los asaltantes

 Los Mossos d'Esquadra registraron ayer el domicilio del imán de Ripoll (Girona), en el marco de su investigación sobre los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), el pasado jueves, para hallar pistas sobre los ataques y determinar si tiene alguna vinculación con la célula terrorista. Los Mossos registraron el viernes por la noche la vivienda en Ripoll del imán, Abdelbaki Es Satty, que todavía no ha podido ser localizado, por lo que se investiga también si es el segundo fallecido hallado entre los escombros de la casa de Alcanar (Tarragona) que estalló el miércoles por la noche, cuando la célula preparaba explosivos para un atentado con furgonetas-bomba.
En el marco de su investigación, los Mossos d'Esquadra tratan de determinar si la llegada del imán a Ripoll, hace unos dos años, pudo coincidir con el proceso de radicalización de los miembros de la célula, radicados en su mayoría en esta localidad gerundense, por lo que registraron su vivienda, en el noveno registro practicado en domicilios de sospechosos tras los atentados, según las fuentes. El imán, que desde junio pasado no iba por la mezquita de Ripoll, había anunciado a sus allegados que tenía la intención de irse tres meses de vacaciones a Marruecos.
Los agentes trataban ayer de confirmar si el imán es uno de los dos muertos en la explosión de la casa de Alcanar, donde se encontraron entre los escombros restos biológicos de una segunda víctima.
Los agentes han buscado en el domicilio del imán desde armas o explosivos hasta documentos y el contenido de agendas, dispositivos móviles y el registro de llamadas de sus teléfonos que puedan tener relación con esta célula terrorista.

Sigue la búsqueda


Paralelamente, las fuerzas de seguridad siguen buscando al único supuesto integrante de la célula identificado que se da por fugado, Younes Aboyaaqoub, de 22 años y vecino de Ripoll, que se investiga también si es el conductor de la furgoneta que el pasado jueves por la tarde embistió a más de un centenar de personas en la Rambla de Barcelona. Sobre Aboyaaqoub, de origen marroquí, pesa una orden internacional de búsqueda y detención. Además, ayer se supo que 
la Policía alertó hace un año de que canales internos usados por los yihadistas habían intensificado la difusión de vídeos con tutoriales en los que se explicaba cómo atentar con vehículos cargados de bombonas de gas butano.Los Mossos consideran que la célula -que aún no dan por desarticulada- estaba integrada al menos por doce terroristas, de los que cinco fueron abatidos por la policía catalana en Cambrils; cuatro detenidos; dos fallecidos en la explosión de la casa de Alcanar donde preparaban los explosivos; y otro, Youness Abouyaaqoub, huido.
Por el momento, se ha confirmado la identidad de los cinco terroristas abatidos en Cambrils: Moussa Oukabir, de 17 años, Said Aallaa, los hermanos Mohamed y Omar Hychami y El Houssaine Aboyaaqoub, hermano del por ahora fugado Younes Aboyaaqoub.
Los cuatro detenidos son uno de los terroristas que resultó herido en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona), así como tres jóvenes vecinos de Ripoll: Driss Oukabar (hermano mayor de Moussa), Mohamed Aalla (hermano mayor de Said) y un amigo de Drissa Oukabar, Salh E.
En Alcanar, donde la célula preparaba las bombas, los Mossos d'Esquadra han efectuado detonaciones controladas entre los escombros de la casa del grupo, que disponía de un centenar de bombonas de butano y material utilizado por EI para sus explosivos, como acetileno y otros específicos.n