MASACRE TERRORISTA EN BARCELONA

Los Mossos abaten al autor material del ataque y dan por muerto al imán

El último de los miembros del grupo, Younes Abouyaaqoub, murió a disparos de los agentes en un viñedo de Sant Sadurní d'Anoia 

Operativo policial en el lugar donde era ayer abatido el autor del atentado de la Rambla de Barcelona.
Operativo policial en el lugar donde era ayer abatido el autor del atentado de la Rambla de Barcelona.
Los Mossos abaten al autor material del ataque y dan por muerto al imán

  Los Mossos d'Esquadra han abatido en un viñedo de Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) a Younes Abouyaaqoub, considerado autor material del atentado de Barcelona, y confirmaron la muerte del imán de Ripoll, presunto cerebro de la célula, en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) donde se prepararon los ataques.
De esa forma, los Mossos han dado por desarticulada la célula terrorista -integrada por cuatro detenidos, seis abatidos y los dos fallecidos en la explosión de Alcanar (Tarragona)-, aunque no descartan que las investigaciones internacionales permitan descubrir a otros colaboradores de la red.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha comparecido en catalán, castellano, francés e inglés en una rueda de prensa, en la que el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, ha dado detalles de la operación en la que ha sido abatido el presunto terrorista, que estaba huido desde que el pasado jueves. Ese día, tras dejar la furgoneta y escapar de la Rambla a través del mercado de la Boqueria, el joven, de 22 años y vecino de Ripoll (Barcelona), se dirigió a pie hacia la zona universitaria de Barcelona, donde apuñaló mortalmente a un joven de Vilafranca del Penedès (Barcelona) para robarle su Ford Focus, que dejó abandonado finalmente en Sant Just Desvern después de saltarse un control policial en la avenida Diagonal.

escondido en un viñedo
Los Mossos d'Esquadra están investigando ahora cómo el terrorista ha llegado hasta la zona de Sant Sadurní d`Anoia y Subirats, en la comarca barcelonesa del Alt Penedès, donde ayer fue sorprendido por una patrulla rural de la policía catalana agazapado en un viñedo.
Los agentes han dado el alto al supuesto terrorista, que mientras gritaba "Alá es grande" se ha abierto la camisa y ha mostrado un cinturón que parecía llevar cargas explosivas, por lo que los mossos le han disparado hasta darle muerte.
Posteriormente, los artificieros de los Mossos d`Esquadra han comprobado que el cinturón no llevaba explosivos reales, como sucedió con los cinco miembros de la célula que fueron abatidos en el atentado de Cambrils (Tarragona).
El supuesto autor del atropello masivo de Barcelona había sido reconocido instantes antes, cerca de la estación de Renfe de Sant Sadurní, por un jefe y un subjefe de la comisaría de Mossos de Vilafranca del Penedès (Barcelona) que llegaban de una reunión en el edificio central de la policía catalana en Sabadell (Barcelona), y por una vecina con "amplios conocimientos en fisonomía" que ha llamado al teléfono de colaboración ciudadana.
Paralelamente, las pruebas de ADN practicadas a los restos mortales hallados en el chalé de Alcanar, donde los terroristas estuvieron preparando su golpe durante meses, han permitido confirmar que en la explosión falleció el imán de Ripoll (Girona), Abdelbaki Es Satty. La principal hipótesis de los investigadores es que el imán desempeñó un papel clave en la radicalización de los otros once integrantes de la célula, integrada por jóvenes residentes en Ripoll.
En principio, en la explosión de la vivienda fallecieron dos personas, "sin cerrar aún del todo alguna otra posibilidad", dado que la inspección ocular no ha culminado y aún es posible que aparezcan nuevos restos mortales, según la policía catalana. Mientras, una persona ha sido detenida en Marruecos supuestamente vinculada a miembros de esta célula.
Los detenidos eran trasladados ayer a Madrid para comparecer ante el titular del juzgado de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu.