ESPAÑA

Una montaña rusa de declaraciones cruzadas precedió a la renuncia

La dimitida había rechazado dejar el cargo por considerar que sería "injusto"

Montón, tras su comparecencia.
Montón, tras su comparecencia.
Una montaña rusa de declaraciones cruzadas precedió a la renuncia

Las expectativas ante la posible dimisión de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, se convirtieron en una montaña rusa durante toda la jornada de ayer hasta que finalmente a primera hora de la noche la hizo efectiva en una comparecencia ante los periodistas. Montón dio el lunes explicaciones sobre las irregularidades en el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos avanzadas por eldiario.es y aseguró que no tenía intención de dimitir.
Por la mañana, en declaraciones a la cadena SER, había insistido en que sería "injusto" dimitir porque no es responsabilidad suya que se alteraran las calificaciones después de finalizar el curso. En esta jornada, la Universidad Rey Juan Carlos informó de que había detectado cambios en las notas de Montón y que revisaría "asignatura por asignatura" para averiguar cómo se han producido y depurar responsabilidades
No hubo durante la mañana ninguna declaración expresa de respaldo a la ministra por parte de Moncloa. Mientras que en el PSOE, según fuentes del partido, crecía el sentimiento generalizado de que debía dimitir.
Esa situación provocó que se alimentara la tesis de que la dimisión de la ministra estaba prácticamente hecha, pero unas declaraciones de la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, y del secretario de Organización socialista y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, hicieron dudar de que fuera inminente.

respaldos
El hecho de que Lastra asegurara que la ministra iba a comparecer en el Congreso para dar explicaciones porque no tenía nada que esconder y que se registrara de manera urgente la petición correspondiente, alejaba al menos en el tiempo la renuncia. Y Ábalos aseguró a los periodistas que Montón contaba con el apoyo de la dirección del PSOE y del Gobierno.
La dimisión quedaba aún más en el aire cuando por la tarde, después de participar en la sesión de control del pleno del Senado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se pronunció públicamente por vez primera en relación con esta polémica. Lo hizo para trasladar su respaldo a la ministra al asegurar que estaba realizando un "extraordinario" trabajo y que lo iba a seguir haciendo al frente de su departamento.
Unas declaraciones que fueron interpretadas como que el presidente había resistido las presiones que le habían llegado para dejar caer a su ministra y, de momento, seguía contando con ella. Tras las palabras del presidente, otros ministros como la titular de Hacienda, María Jesús Montero, y el de Interior, Fernando Grande Marlaska, que también acudieron a la sesión de control del Senado, expresaron su apoyo a su hasta ahora compañera de Gabinete.
Poco después de esas muestras de apoyo, una información de la Sexta aseguraba que parte del trabajo del máster de la ministra había sido plagiado. Fue a última hora de la tarde cuando fuentes de Moncloa avanzaron la dimisión de Montón, una dimisión que ella misma certificó en una comparecencia ante la prensa en la sede de su departamento.

agradecimientos
Con posterioridad, Sánchez le agradeció "su compromiso con la igualdad y la justicia social". "Tu decisión, valiente, te honra", añadió. A través de un apunte en su cuenta de Twitter, Sánchez se refirió a Montón tan solo unos minutos de presentase su dimisión.
"En 100 días al frente del ministerio de Sanidad has recuperado la sanidad universal en nuestro país, has trabajado sin descanso para devolver y ampliar derechos. Gracias, Carmen Montón, por tu compromiso con la igualdad y la justicia social. Tu decisión, valiente, te honra", escribió el presidente.
Entre los logros que destacó Moncloa de su gestión al frente del departamento de Sanidad figura la recuperación de la sanidad universal y la lucha por eliminar el copago farmacéutico.