DESAFÍO SOBERANISTA

Los españoles, divididos entre dos lemas: "unión" o "diálogo"

Miles de personas se manifestaron en todas las ciudades con banderas o vestidos de blanco

Los manifestantes a favor del diálogo en Madrid eligieron la plaza de Cibeles.
Los manifestantes a favor del diálogo en Madrid eligieron la plaza de Cibeles.
Los españoles, divididos entre dos lemas: "unión" o "diálogo"

n n n Miles de españoles salieron ayer a las calles de las principales ciudades para manifestar su opinión en torno al desafío soberanista en Cataluña. Lo hicieron divididos entre los que reclaman "unión" y exhibieron la enseña nacional, y los que piden "diálogo" y comparecieron vestidos de blanco y sin banderas. Aunque no se registraron incidentes en las distintas concentraciones, la Policía Nacional sí tuvo que mediar en Madrid entre los manifestantes por la unidad de España y los que se concentraron en Cibeles para pedir diálogo, que se encontraron a la altura del Palacio de Linares y protagonizaron un enfrentamiento dialéctico. 
Para evitar posibles tensiones entre ambos grupos, cuatro unidades de la Policía Nacional establecieron un cordón para separar ambas manifestaciones. Entonces tuvo lugar un intercambio de cánticos entre las dos zonas separadas, en el que los convocados por la plataforma "¿Hablamos?" clamaban por el diálogo, mientras los defensores de la Constitución y la unidad de España les gritaban "ésta es nuestra bandera". "No nos robéis nuestra bandera", respondían los ataviados de blanco, a la vez que quienes portaban banderas españolas repetían los lemas cantados en Colón como "Puigdemont a prisión".
La Policía Nacional medio entre las dos partes y evitó que pudiese producirse un enfrentamiento que pasase de lo verbal.

banderas rojigualdas
Miles de personas (50.000, según la Delegación del Gobierno) convocadas por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), habían tomado por la mañana la plaza de Colón de Madrid y la calles aledañas en un acto de defensa de la unidad de España, la Constitución y el Estado de Derecho, al grito de "Viva Cataluña, viva España". La Fundación Denaes convocaba esta concentración a las doce de la mañana, a la que se adhirieron cerca de cincuenta entidades y acudieron, entre otros políticos, el vicesecretario general de Comunicación del PP, Pablo Casado.
Los manifestantes se reunieron en la Plaza de Colón desde una hora antes de la convocatoria en un ambiente festivo, en que había música como el "Que viva España", de Manolo Escobar.

ropas y globos blancos
Mientras, también en Madrid así como en numerosas ciudades de toda España, otros miles de ciudadanos vestidos de blanco salían también a las calles para pedir al Gobierno y a la Generalitat que dialoguen para buscar salida al conflicto catalán ante el riesgo de una declaración unilateral de independencia.
La iniciativa, promovida desde las redes sociales por la plataforma "¿Hablamos?", ha logrado congregar millares de personas de blanco ante los ayuntamientos de toda España para pedir diálogo, sensatez, entendimiento y recuperar la política tras una semana marcada por los efectos del referéndum independentista del 1-O.
Así, en la plaza Sant Jaume de Barcelona se concentraron miles de catalanes ataviados con camisetas blancas que lanzaron proclamas como "el pueblo catalán no quiere división", "sí se puede" o "queremos hablar", todo ello en un tono pacífico y sin exhibir banderas.
En Madrid, la movilización llenó la plaza de Cibeles de ciudadanos de blanco que de diversos modos reclamaron diálogo al Gobierno y a la Generalitat, con banderas blancas y coreando proclamas como "Ra-ra-ra, queremos hablar", "Carles, Mariano, a ver si nos llamamos" y exhibiendo carteles con mensajes como "#Hablemos", "#Falemos", "Parlem? Espanya es diversa".
Una lona extendida en el suelo con la palabra "diálogo" servía para que la gente escribiera mensajes como "Soy catalana y amo Madrid" o "Este país ya hizo la guerra una vez, nunca máis!". n