ESPAÑA

El juez Marchena afronta con serenidad el juicio del procés

La vista por rebelión comienza con cuestiones previas y dudas sobre cómo sentar a los acusados

Medios de comunicación a las puertas del Tribunal Supremo.
Medios de comunicación a las puertas del Tribunal Supremo.
El juez Marchena afronta con serenidad el juicio del procés

n n n  El presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, aseguró ayer que afronta "con serenidad y sensatez" el juicio por el "procés" independentista, que comienza hoy. "Tiempo de silencio", dijo después.
Así lo ha dicho el presidente del tribunal que juzgará a doce líderes independentistas, nueve de ellos acusados del delito de rebelión, a su llegada a la sede de la Asociación de Periodismo de Madrid, donde ha recibido el premio Puñetas de Oro, concedido por la Asociación de Comunicadores Jurídicos.
Tras recibir el galardón otorgado por su defensa a la independencia judicial, Marchena dijo a los medios de comunicación que ahora, en vísperas de que arranque la vista oral, es "tiempo de silencio", evitando así volver a pronunciarse sobre cómo afronta el juicio. 

14 meses después
A la entrada a la sede de los periodistas madrileños ha enfatizado que encara dicho juicio "con la serenidad y sensatez con que hay que afrontarlo".
En su discurso durante el acto, ha dicho que toda su vida ha sido "una lucha por conseguir unas buenas puñetas",  adorno que se coloca en las mangas de las togas.
El juicio por el "procés" comienza hoy, apenas 14 meses después de iniciarse la investigación criminal contra los presuntos responsables de delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos relacionados con el referéndum ilegal del 1-O y la fallida Declaración Unilateral de Independencia (DUI) de 27 octubre de 2017.
El inicio de las sesiones arranca con una expectación política y mediática sin precedentes pese a que la jornada, dividida en sesiones de mañana y tarde, se dedicará en exclusiva a que las defensas de los doce exmandatarios independentistas, entre los que se encuentra el exvicepresident de la Generalitat Oriol Junqueras, puedan exponer sus argumentos para intentar, en última instancia, la nulidad de todo el procedimiento judicial -las denominadas cuestiones previas-.
Para quien la Fiscalía pide más pena es para Junqueras, (que se enfrenta a 25 años de cárcel y otros tantos de inhabilitación por rebelión agravada por la malversación de fondos públicos), para a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell (17 años por rebelión) y para los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart (17 años por rebelión), todos ellos en prisión provisional, como los "principales promotores" del desafío soberanista.
También se encuentran en prisión preventiva varios exconsejeros del último Ejecutivo de Carles Puigdemont como son los exconsejero del Interior Joaquim Forn, Presidencia Jordi Turull, Exteriores Raül Romeva, Territorio y Sostenibilidad Josep Rull Trabajo Dolors Bassa ( Fiscalía reclama 16 años por rebelión y malversación para todos ellos). Para los consejeros que están fuera de la cárcel -Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santiago Vila la Fiscalía pide penas de 7 años de cárcel por delitos de malversación y continuado de desobediencia.n