DESAFÍO SOBERANISTA

La inquietud política provoca la fuga de 150 empresas al día

Codorníu traslada su sede social a La Rioja, y Freixenet decidirá a final de mes si sigue en Cataluña

Puertas de acceso a la sede de Codorníu en Barcelona.
Puertas de acceso a la sede de Codorníu en Barcelona.
La inquietud política provoca la fuga de 150 empresas al día

n n n  La situación política en Cataluña está provocando en los últimos días la salida diaria de unas 150 empresas con sede en esta comunidad, como Codorníu, que ayer mismo anunció el traslado de su sede social a Haro (La Rioja), un movimiento al cual se están sumando también muchas pymes, siguiendo la senda de las grandes compañías.
El decano del Colegio de Registradores de Cataluña, Luis Suárez, dijo ayer que el traslado de sedes fuera de la Comunidad empezó a coger un ritmo alto a partir del 7 de octubre, justo después de que Banco Sabadell y Caixabank aprobaran el cambio de su domicilio social. El éxodo de empresas se inició en forma de goteo después del referéndum suspendido por el Constitucional que se celebró el 1 de octubre (1-O), se incrementó el 7 de octubre y ha cogido un ritmo de "unas 150 empresas diarias" desde el martes 10 de octubre, cuando tuvo lugar el pleno en el que Puigdemont dejó en suspenso una declaración de independencia.
Hasta el pasado jueves, eran ya 581 las firmas con sede en Cataluña que habían dejado la comunidad. "Primero se fueron las grandes entidades financieras, después las empresas energéticas y las más emblemáticas, y ahora son ya las pequeñas y medianas empresas (pymes) las que desplazan sus centros de decisión", señalado Suárez.
El consejo de administración de Unideco S.A., empresa holding del grupo Codorniu Raventós, confirmó ayer que traslada la sede social de Sant Sadurní d`Anoia (Barcelona) a Haro (La Rioja) ante la "situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Cataluña y con el objetivo de garantizar los intereses de sus trabajadores y clientes".
Por su parte, Freixenet decidirá a finales de este mes si seguirá en Cataluña, y el presidente de la compañía y presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha pedido a los dirigentes catalanes que sigan en el ciclo positivo de la economía que hay actualmente y no lo perturben.
TAB Spain, filial española del fabricante de soluciones para baterías TAB Batteries, también ha anunciado su cambio de sede, que se traslada de Barcelona a Madrid.

movimientos futuros
Otras empresas, como el fabricante de automóviles Seat, siguen de cerca los acontecimientos políticos en Cataluña y no han tomado ninguna decisión sobre los movimientos que podrían hacer ante una declaración de independencia. Sin embargo, la situación de Cataluña afecta a otras áreas de las empresas y, por ejemplo, Seat ha pospuesto el anuncio del nombre de su nuevo SUV (todoterreno urbano) que lanzará en 2018 por considerar que no es el mejor momento dada la tensión política que se vive en Cataluña por el desafío independentista.n