DESAFÍO SOBERANISTA

Los independentistas admiten en público que son una minoría

Los republicanos harán un "frente común" con la candidatura de Puigdemont, pero "por separado"

Joan Tardá, portavoz de ERC en el Congreso, durante una intervención ayer en la Cámara Baja.
Joan Tardá, portavoz de ERC en el Congreso, durante una intervención ayer en la Cámara Baja.
Los independentistas admiten en público que son una minoría

 Después de que el portavoz de ERC, Sergi Sabriá, admitiese el pasado lunes que el Govern "no estaba preparado para hacer efectiva y de que la exconsellera de Enseñanza Clara Ponsatí afirmase que el Ejecutivo catalán del que formaba parte no estaba "suficientemente preparado" para "dar continuidad política de forma sólida" a los resultados del referéndum del 1 de octubre, otros dirigentes del independentismo catalán añadieron más argumentos a la falta de idoneidad de la secesión.
Así, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, reconoció ayer que la independencia de Cataluña no es aún una realidad porque todavía no hay "una mayoría" que la quiera y explicó que el Gobierno de Carles Puigdemont no "implementó" la República catalana por temor a que el Estado respondiera con la misma "represión" que ejerció el día del referéndum independentista del 1 de octubre. "Es cierto que se declaró la independencia y se proclamó la República, pero esa República no se implementó fundamentalmente porque no estábamos predispuestos a poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos", explicó Tardà en el Congreso.
Por su parte, el conseller de Salud cesado, Antoni Comín, afirmó que un proceso hacia la independencia requiere un trayecto "más largo" que el proceso soberanista que ha desembocado en la declaración de independencia por parte del Parlament. El conseller, que está en Bruselas, lo dijo en una entrevista de RAC1, en la que reconoció que desde el Govern se había insistido en la parte del relato "más épica, más bonita" y no en la parte "más inquietante".

acompasar ritmos
Además, el portavoz parlamentario del PDeCAT, Carles Campuzano, aseguró que "no va a haber renuncia al horizonte de la independencia", pero que las fuerzas independentistas deberán buscar más apoyo social a su proyecto y "acompasar sus ritmos a la realidad de los hechos". En declaraciones tras la reunión de la Mesa y Junta de portavoces, Campuzano aseguró que su partido no renunciará al proyecto de independencia, que "la aspiración a tener un estado propio en Cataluña ha llegado para quedarse". "Pero si alguna lección hemos aprendido es que vamos a necesitar más tiempo para reforzar las mayorías sociales que nos acompañen en ese proyecto", planteó. 
La secretaria general de ERC y número dos de la lista para el 21-D de su partido, Marta Rovira, mostró su voluntad de crear un "frente común" con la lista liderada por Carles Puigdemont, Junts per Catalunya, con un programa "coordinado", aunque por separado. Rovira viajó ayer a Bruselas para reunirse con Puigdemont y los cuatro exconsejeros que le acompañan en la capital belga (Clara Ponsatí, Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig) para trazar la "estrategia política" de cara a las elecciones del 21-D. n