ESPAÑA

Gestora y parlamentarios del PSOE alientan la abstención

"El edificio político del PSOE está muy dañado, pero conservamos el solar", dice Javier Fernández

Javier Fernández, en el centro, durante la reunión del grupo parlamentario socialista.
Javier Fernández, en el centro, durante la reunión del grupo parlamentario socialista.
Gestora y parlamentarios del PSOE alientan la abstención

nnn  El presidente de la gestora, Javier Fernández, y los parlamentarios socialistas dieron ayer un espaldarazo para que el PSOE se abstenga en la investidura de Mariano Rajoy y pidieron a los diputados que acaten esta opción si finalmente es la que acuerda el Comité Federal el próximo domingo. La postura de Fernández y de buena parte de los diputados y senadores del PSOE que intervinieron en la reunión del grupo socialista en el Senado allana el camino para que el máximo órgano del partido revoque el no a Rajoy con el fin de evitar nuevas elecciones.
El líder del PSC, Miquel Iceta, insistió en que los socialistas catalanes votarán en contra, mientras que otros cargos afines al dimitido Pedro Sánchez, como César Luena y Adriana Lastra, compartieron  esta postura, pero anticiparon que respetarán la disciplina de voto si se opta por facilitar el gobierno a Rajoy. Un día después de que el PSOE andaluz defendiera abiertamente la abstención, Fernández también vino a decir que esta vía sería la más conveniente puesto que unas nuevas elecciones permitirían al PP tener una mayoría más amplia.
"Hablar de que hay una alternativa es solamente la hoja de parra para ocultar que lo que hay es una disyuntiva. Lo que hay es una elección entre abstención o elecciones. Eso es lo que hay", aseguró el presidente de la gestora ante el grupo socialista. Fernández admitió que la tesitura del PSOE supone moverse "en el terreno del mal menor", porque "ninguna de las dos soluciones es buena" para el partido, si bien ha matizado que "abstenerse no es apoyar" al PP.

reconstrucción
El presidente de la gestora, Javier Fernández, aprovechó para defender que el PSOE lleve a cabo un "congreso de reconstrucción", en el que los socialistas deberán reparar "discurso, proyecto, ideas y liderazgos". "El edificio político del PSOE está muy dañado, pero conservamos el solar", tranquilizó.
La posición del presidente asturiano sobre la abstención fue refrendada por la casi totalidad de diputados y senadores que tomaron  la palabra en la reunión del grupo socialista, a la que no asistió Pedro Sánchez.
Entre ellos, el vasco Eduardo Madina se mostró partidario de que se abstengan únicamente los once diputados precisos para que Rajoy sea investido, mientras que el resto defendió que en una decisión así los socialistas deben actuar "todos a una". La juez en excedencia Margarita Robles, el exalcalde de San Sebastián Odón Elorza y el catalán Marc Lamuà fueron los tres diputados que defendieron votar en contra de Rajoy, mientras que otros ‘sanchistas' no pudieron tomar la palabra por falta de tiempo. Robles garantizó que votará en contra y no dimitirá como diputada, como el PSOE andaluz invitó a hacer a los díscolos.
Otros afines a Sánchez, como Luena o Lastra, anunciaron que si se impone la abstención, respetarán la disciplina de voto, por lo que el número de noes de los críticos disminuiría. No obstante, el exsecretario de Organización del PSOE advirtió de que la abstención, aun siendo "legítima" orgánicamente, "estará deslegitimada en el fondo político, por no escuchar a los militantes, que son los que tienen que tener la voz".
La presidenta de Baleares, Francina Armengol, también se se mantuvo en el no, al igual que el PSOE de Madrid y del País Vasco. n