ESPAÑA

Un fugaz ministro de Cultura y Deporte que fue rehén de sus tuits

Un fugaz ministro de Cultura y Deporte que fue rehén de sus tuits

Cuando el presidente del Gobierno Pedro Sánchez pronunció el pasado 6 de junio el nombre de Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deporte, el mundo de la cultura se sorprendió por su perfil televisivo, pero su entusiasmo y disposición abrió una expectación que ayer concluyó abruptamente. Así, Màxim Huerta, que dimitió  tras conocerse que usó una empresa para defraudar a Hacienda 218.332 euros entre 2006 y 2008, se convirtió en el ministro más breve de la democracia, tras José Luis García Ferrero, ministro de Agricultura en el último gobierno de la UCD, entre el 13 de septiembre y el 2 de diciembre de 1982 (81 días).
Pero a Huerta le rodeó también la polémica, nada más ser nombrado, por sus tuit en la red cuando todavía no era ministro y sí alguien muy activo en las redes sociales. "Estar al día con Hacienda ya no se lleva", "Pero nadie me envía cartas de amor? ¡¡ Todas Hacienda" , "Tú deja de pagar a Hacienda y a la Seguridad Social y verás. Pero un equipo de fútbol..." y también "600 millones de euros deben los clubes de fútbol a Hacienda #tócateel coño" son algunos de los dardos referidos a Hacienda que dejó el hasta ayer ministro.

poca afición al deporte
Aunque también los relacionados con su poca afición al deporte han tenido muchísimo eco en las redes y han llegado a poner en aprietos al breve ministro. "Pienso amar y mimar el deporte", dijo tras hacerse cargo de la cartera, mandando un mensaje de concordia al mundo del deporte.
Pero entre los primeros tuit que puso, destacó el que mandó a Rafa Nadal felicitándole por la final de Roland Garros. "Grande @RafaelNadal ¡Estamos contigo! #RollandGarros2018", escribió y no faltó tiempo para que los internautas le afeasen que había puesto Roland Garros, con dos eles, en vez de con una.
Periodista, presentador de televisión y autor de novelas y obras de teatro, desde que se hizo responsable de la cartera de Cultura y Deporte, además de viajar a París para presenciar el partido de Nadal en la final de Roland Garros, visitó la Feria del Libro el pasado fin de semana, donde estuvo charlando con autores y libreros. n