Francia pone en libertad bajo control judicial a Arturo Villanueva

El presunto dirigente de Segi Arturo Villanueva Arteaga quedó el martes en libertad bajo control judicial mientras se tramita en el Tribunal de Apelación de Pau el procedimiento para su entrega a España, donde está acusado de terrorismo, informaron hoy fuentes judiciales.
Las fuentes explicaron que Villanueva, que ha justificado un domicilio en la localidad vascofrancesa de Urrugne, tendrá que fichar en la comisaría una vez por semana y no podrá salir del departamento de los Pirineos Atlánticos a menos que obtenga una autorización.

El Tribunal de Apelación de Pau, que ayer celebró una audiencia sobre su caso, accedió a la demanda de libertad de Villanueva, nacido en Pamplona en 1976 y quien fue arrestado el pasado 27 de agosto en el País Vasco francés en virtud de una euroorden española y había estado encarcelado desde entonces.

Los jueces de Pau han solicitado información complementaria para que la justicia española aporte una serie precisiones sobre la imputación dictada en su contra por la Audiencia Nacional española, indicaron las fuentes.

El próximo día 25 se ha fijado una nueva audiencia y, si esos datos llegan entre tanto y se consideran suficientes, la sala de instrucción podría examinar entonces el fondo del asunto. El procedimiento puede prolongarse durante semanas, e incluso meses si llega al Tribunal Supremo.

Esa misma sala ya había pedido el pasado día 4 información adicional sobre el mandato europeo de arresto contra Villanueva lanzado por España, donde es prófugo de la justicia desde 2003.

La justicia española lo procesó por pertenencia a Jarrai, organización que posteriormente pasaría a denominarse Haika y Segi, y en la que habría sido responsable del área de relaciones internacionales.

En España fue arrestado en tres ocasiones, dos en 1998 y otra en 2000 por delitos relacionados con el entorno radical abertzale y por agredir a una dotación de la policía en Pamplona.

Según el Ministerio español del Interior, tras huir se instaló de manera clandestina en Irlanda y fue detenido por la policía británica el 22 de abril de 2009 en Belfast, a instancias de la euroorden española. Allí quedó -como ahora- en libertad condicional a la espera de juicio.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >