DESAFÍO SOBERANISTA

Forcadell sale de la prisión tras pagar su fianza de 150.000 euros

La presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell, ha abandonado pasadas las 14.10 horas la prisión de Alcalá Meco (Madrid) tras pagar la fianza de 150.000 euros que le impuso anoche el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.
 

El coche que transporta a la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, saliendo de la cárcel madrileña de Alcalá-Meco, a la derecha su llegada al Supremo
El coche que transporta a la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, saliendo de la cárcel madrileña de Alcalá-Meco, a la derecha su llegada al Supremo
Forcadell sale de la prisión tras pagar su fianza de 150.000 euros

Forcadell ha salido del centro penitenciario en un audi plateado acompañada de otras dos personas, además del conductor, al que se ha unido ya fuera del recinto otro vehículo de escolta.

Casi un centenar de periodistas y cámaras de televisión aguardaban desde primera hora de la mañana la salida de Carme Forcadell, a quien, a diferencia de su declaración en el Supremo, no esperaban simpatizantes ni detractores.

Solo las visitas a otros reclusos se veían sorprendidas por el despliegue periodístico a las puertas de la prisión.

Esta mañana el abogado de Carme Forcadell, Andreu Van Der Eynde, acudió sobre las 11.30 horas a la cárcel después de pasar por el Tribunal Supremo para entregar el pasaporte de la presidenta del Parlament y permaneció en el interior del centro penitenciario durante unas dos horas.

Según consta en el auto en el que el magistrado Pablo Llarena ordena la libertad provisional de Forcadell, ha sido el tesorero de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) quien hoy ha constituido la fianza, después de que ayer esta plataforma independentista anunciase que su "caja de resistencia" cubriría las fianzas de los miembros de la Mesa del Parlament investigados por el Supremo por rebelión, sedición y malversación.

La ANC, que fue dirigida por Forcadell, ha hecho un llamamiento a ingresar fondos en la "caja de solidaridad", promovida junto a Òmnium Cultural, para hacer frente a lo que considera "agresiones del Estado".

La presidenta del Parlament de Catalunya llegó ayer a Alcalá Meco alrededor de la medianoche en un turismo de color gris escoltado por un furgón de la Guardia Civil y ha permanecido de esta manera casi quince horas en la cárcel, donde continúan las exconselleras Dolors Bassa y Meritxell Borràs, en prisión provisional por orden la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Una vez ha salido de la cárcel y por orden del juez, Forcadell deberá comparecer semanalmente en sede judicial y no podrá salir de España.

Llarena también le ordena que comparezca en el Supremo siempre que sea llamada y le advierte de que, si incumple esas medidas, irá a prisión.

El juez acordó anoche enviar a prisión bajo fianza a Forcadell por su liderazgo en el proceso independentista y después de desmarcarse de la vía unilateral para la independencia en el último turno de palabra.

Llarena dejó en libertad bajo fianza de 25.000 euros a los otros cuatro miembros soberanistas de la Mesa del Parlament -Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó y Ramona Barrufet (del PDeCAT) y Anna Simó (ERC)-, a quienes, a diferencia del caso de Forcadell, dio un plazo de una semana para reunir el dinero.

Fuentes fiscales han informado a EFE de que la Fiscalía no recurrirá las resoluciones adoptadas ayer por el juez, que considera "correctas", pese a que las medidas cautelares que había solicitado eran más duras: prisión incondicional para Forcadell, Corominas, Guinó y Simó; y prisión con fianza para Barrufet.