ESPAÑA

El fiscal cifra en 2.000 euros el daño de Rivas a su expareja

Los gastos corresponden a los viajes y alojamiento de Francesco Arcuri a lo largo del proceso

Juana Rivas, durante la vista en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada.
Juana Rivas, durante la vista en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada.
El fiscal cifra en 2.000 euros el daño de Rivas a su expareja

n n n La Fiscalía consideró que están "suficientemente acreditados" los casi 2.000 euros de daño económico que ocasionó Juana Rivas a su expareja, el italiano Francesco Arcuri, que se desplazó hasta España el verano pasado ante la negativa de esta vecina de Granada a devolverle a sus hijos. El Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, encargado de asuntos de familia, celebró la vista para fijar los posibles daños y perjuicios que causó Rivas a su expareja y padre de sus hijos, después de que ella rechazara entregarle a los menores.
La Fiscalía y la representación legal de Arcuri cifraron en 1.912,5 euros el daño económico que la expareja de Rivas tuvo que afrontar en su desplazamiento desde Italia, una cantidad constituida fundamentalmente por el gasto en avión, alojamiento y tren, del demandante y de sus dos hijos.
El Ministerio Público consideróque está "suficientemente acreditado" la estancia de Arcuri en España y los motivos, consideró que se trata de un gasto "indemnizable" y recalcó que Rivas tiene que afrontar los gastos
El abogado del italiano, Enrique Zambrano, se adhirió al informe de la Fiscalía y aportó una tabla con los gastos ordenados de manera cronológica, tras lo que anunció que se reserva emprender otras acciones procesales por otros gastos. Incidió además en que Arcuri se tuvo que desplazar a España "de forma forzada", recordó que la expareja de Rivas permaneció en Granada 33 días y adelantó que irá sumando otros gastos que se pagaron con la tarjeta.

Sin justificación
La defensa de Juana Rivas subrayó que los recibos aportados por el italiano no justifican los gastos porque se aportan tiques que no acreditan la relación con la causa. Aunque no era necesario ni declaró en la vista, Rivas se personó en la sede judicial de La Caleta y explicó a preguntas de los periodistas que aunque no está de acuerdo con la cifra, acatará lo que acuerde el titular del Juzgado.
Su letrado, Juan de Dios Ramírez, recordó que Arcuri estimó inicialmente el gasto en 30.000 euros, luego justificó unos 7.500 y la cantidad, tras el informe de la Fiscalía, se redujo a los menos de 2.000 euros. Apuntó además que una sentencia firme establece el abono de estos gastos, aunque recalcó que Arcuri debería aprobar la cuantía con un soporte documental y testimonial.
Este procedimiento civil es independiente a la vía penal dirigida por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que acordó la apertura de juicio oral contra Rivas por dos delitos de sustracción de menores y  uno de desobediencia de orden judicial. El juzgado instructor declaró a un Juzgado de lo Penal como órgano competente para fallo de la causa en la que Rivas se enfrenta a una petición de la Fiscalía de cinco años de cárcel.n