DESAFÍO SOBERANISTA

Educación llevará a la Justicia el acoso a escolares catalanes

El departamento que dirige Méndez de Vigo exige a la Generalitat que depure responsabilidades

Educación llevará a la Justicia el acoso a escolares catalanes

nnn El Ministerio de Educación Cultura y Deporte envió un segundo requerimiento a la consejera catalana, Clara Ponsatí, en el que alerta de que el acoso escolar a los alumnos que no participan en actos a favor de la independencia y contra la Policía y Guardia Civil en colegios e institutos se ha incrementado "exponencialmente" tras el referendum ilegal del pasado 1 de octubre. Este texto, fechado el 5 de octubre, es el segundo de esta naturaleza con el que el departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo exige a la responsable autonómica de Educación que depure responsabilidades entre el profesorado por los actos de adoctrinamiento y restaure los derechos conculcados a los alumnos hostigados por motivos ideológicos. "Si no hay respuesta, o no es satisfactoria, iremos a los tribunales", afirmó ayer el ministro en la Sesión de Control al Gobierno en el Pleno del Congreso.
En concreto, el Ministerio de Educación advierte a la consejera catalana de que el acoso a alumnos y familiares en centros educativos catalanes públicos y privado, investigados por la Alta Inspección del Estado, podrían vulnerar la Constitución, el Estatuto de Cataluña y otras leyes de ámbito estatal y autonómico. El ministerio explica que en relación con las actuaciones policiales relativas al referéndum ilegal convocado el 1 de octubre por el Gobierno catalán, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional están denunciando casos de acoso escolar que tienen como víctimas a sus hijos menores de edad en algunas escuelas e institutos de Cataluña. Asimismo, señala que en otras ocasiones están siendo los propios ciudadanos quienes a título individual "están dejando llegar sus denuncias y testimonios del trato que están recibiendo en Cataluña por su no apoyo o promulgación de ideas independentistas".
El departamento de Méndez de Vigo sostiene que las denuncias comenzaron a presentarse el 21 de septiembre tras el registro, por parte de la Guardia Civil de la consejería de Economía y Hacienda de la Generalitat y que, posteriormente, tras la jornada de referéndum ilegal del 1 de octubre, "se han incrementado exponencialmente". "Los alumnos y alumnas víctimas del acoso escolar en las aulas catalanas lo sufren tanto por sus compañeros como por el profesorado del centro", denuncia en este escrito.
A lo largo de 20 páginas, el ministerio detalla numerosos casos en los que, a juicio de la Alta Inspección educativa, se han conculcado derechos de los alumnos contrarios al independentismo y de quienes no han querido participar en actos contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
"Ruego me explique por qué mi hijo no pudo entrar al centro escolar, una vez acabada una expresión estudiantil ocurrida a primera hora y por la que se mostraba el desacuerdo con que se impartieran clases en el centro", reza un correo electrónico de un padre a un profesor de un estudiante que no secundó los paros convocados en su instituto.
También reproduce la carta de una niña de trece años del Colegio la Mercè de Martorell (Barcelona), hija de un guardia civil, en la que dice que le da "mucha pena" que culpen a su padre de lo que "está pasando" y que él "solo hace su trabajo". n