DESAFÍO SOBERANISTA

Colau irá a las urnas pero no desvela su voto: "Ya veremos"

Los independentistas arremeten contra la alcaldesa calificando de "incomprensibles" sus palabras 

Ada Colau, en un acto público en Barcelona.
Ada Colau, en un acto público en Barcelona.
Colau irá a las urnas pero no desvela su voto: "Ya veremos"

 La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, afirmó que votará en el referéndum del 1 de octubre porque considera importante movilizarse ese día aunque, al preguntársele por el sentido de su voto, respondió que "ya veremos". En una entrevista radiofónica en Rac1, insistió en que el Ayuntamiento hará "todo lo posible" para que se pueda votar en la ciudad el 1 de octubre, pero recordó que la responsabilidad de poner las urnas es de la Generalitat porque es quien organiza el referéndum.
Aseguró que le "tranquiliza" la relación que tiene su partido, BComú, con el PSC -sus socios de gobierno- y, aunque existen diferencias respecto al referéndum, sostuvo que la posición de los dos partidos es la misma: no comprometer a los trabajadores del Ayuntamiento.
Sobre el relevo al frente del Consorcio de Educación de Barcelona, en el que la consellera de Enseñanza, Clara Ponsatí, asumió el mando en sustitución del hasta ahora presidente, Lluís Baulenas, Colau reveló que la consellera le comunicó el cambio el martes y que se limitó a decir que era por "motivos obvios". Para Colau, este cambio permitiría a Ponsatí asumir toda la responsabilidad de los documentos que se firmen desde el Consorcio de Educación.
El Consorcio de Educación de Barcelona está participado en un 60% por la Generalitat y en un 40% por el Ayuntamiento, y es el titular de todos los centros públicos de enseñanza de la ciudad.
También anunció la regidora anunció su voluntad de presentarse una segunda vez a la Alcaldía de Barcelona para reeditar su mandato, aunque supeditó esta decisión a lo que decida su partido. "La clave de las soluciones a los grandes retos están en las grandes ciudades. Se han hecho grandes cambios pero todavía queda faena por hacer", concluyó.

reacción nacionalista
El conseller de Justicia de la Generalitat, Carles Mundó, advirtió a Colau de que sería "incomprensible" que se mantuviera "neutral" en el pulso institucional por la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña el próximo 1 de octubre. Mundó afirmó que no se entendería que alcaldes que "siempre han abanderado" un discurso en favor del derecho a decidir ahora no se inclinasen a favor de facilitar la votación el 1 de octubre. 
Por su parte, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, confía en que el Ayuntamiento de Barcelona cederá locales de votación para el referéndum del 1 de octubre, convocado por el Govern y suspendido por el Tribunal Constitucional: "Estoy segura de que Ada Colau estará al lado de la democracia", aseguró en una entrevista en TV3. n