DESAFÍO SOBERANISTA

Miles de personas reclaman diálogo a Gobierno y Generalitat en Barcelona

Miles de personas, 5.500 según la Guardia Urbana, se han congregado este sábado al mediodía en la plaza Sant Jaume de Barcelona, ante el Ayuntamiento y la Generalitat, para exigir al Govern y al Gobierno central que dialoguen para resolver la situación política actual.

Miles de personas se han concentrado en la plaza Sant Jaume de Barcelona
Miles de personas se han concentrado en la plaza Sant Jaume de Barcelona
Miles de personas reclaman diálogo a Gobierno y Generalitat en Barcelona



Lo han hecho convocados a través de las redes sociales y sistemas de mensajería móvil, y se han sumado a ellos varios dirigentes políticos como el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

La concentración se ha repetido en varias localidades españolas y tiene como objetivo presionar a ambos Ejecutivos para que inicien mesas de diálogo que den respuesta al encaje de Cataluña después del referéndum del 1 de octubre.

El pasado domingo, más de 2,28 millones de catalanes votaron en el referéndum de independencia convocado por la Generalitat, y el 90% de ellos votaron a favor de que Cataluña se constituya como república independiente.

BLANCO NEUTRAL, DE MÉDICO Y DE BODA

Vestidos de blanco, los participantes en Barcelona han exhibido globos del mismo color y pancartas con el texto `¿Hablamos?` en catalán y castellano, y han proclamado cánticos como `Queremos paz` y `Queremos hablar`.

También han reclamado a la Generalitat que renuncie a una declaración unilateral de independencia (DUI) y que se siente a negociar con el equipo de Mariano Rajoy: "Haced vuestro trabajo", han clamado.

La consiga era que los participantes acudieran sin banderas y vistieran de blanco para no representar a ninguna opción política, lo que ha provocado que se pudieran ver varias camisetas con publicidad e incluso batas de médico.

Entre las pancartas, varias banderas de color blanco, cuyos portadores han explicado a Europa Press que no representan la derrota sino la voluntad de una negociación pacífica que rechaza también las cargas policiales que se produjeron el domingo pasado.

La concentración, que ha durado más de una hora y media y se ha extendido a calles de acceso a la plaza por la multitud de manifestantes, ha coincidido con una boda en el Ayuntamiento de Barcelona, lo que ha causado un estallido de aplausos y vítores cuando los novios han salido del edificio consistorial, poco después de las 12.00 horas.