INICIALMENTE SE BARAJÓ LA POSIBILIDAD DE QUE EL PADRE HUBIERA MATADO A SU HIJA Y LUEGO SE SUICIDARA

La autopsia confirma la tesis del doble crimen en Almonte

La autopsia realizada el pasado martes al cadáver del padre que fue encontrado muerto en su vivienda de Almonte (Huelva), junto al cuerpo sin vida de su hija de ocho años, reveló que las heridas de arma blanca que presentaba no son compatibles con las provocadas por un suicidio, según indicaron fuentes cercanas a la investigación. Estas conclusiones vienen a apoyar la hipótesis de los investigadores de la Guardia Civil, quienes el mismo martes descartaban la teoría centrada en el posible parricidio y que apuntaba a que el hombre habría matado a su hija y después se habría suicidado para hacer sufrir a su exmujer, de la que estaba
Estas conclusiones vienen a apoyar la hipótesis de los investigadores de la Guardia Civil, quienes el mismo martes descartaban la teoría centrada en el posible parricidio y que apuntaba a que el hombre habría matado a su hija y después se habría suicidado para hacer sufrir a su exmujer, de la que estaba separado, con lo que cobra así más fuerza la idea de un posible doble crimen.

Centenares de vecinos de Almonte (Huelva) dieron su último adiós al padre y a la hija hallados muertos el lunes con signos de violencia en su vivienda de esta localidad, durante el funeral que se ofició a mediodía de ayer en el Tanatorio del municipio onubense. Según indicaron fuentes policiales, entre 600 y 700 vecinos de la localidad acudieron a acompañar a los familiares y amigos de los fallecidos, que recibieron sepultura tras el funeral.

Las citadas fuentes precisaron que la sala del tanatorio donde se ofició el funeral estaba 'completamente llena', así como también el aparcamiento de estas instalaciones, lo que ha llevado a que un terreno colindante de una finca haya servido como aparcamiento improvisado.

Los cuerpos, que presentaban aparentes signos de violencia y heridas de arma blanca, fueron hallados en torno a las 14,40 horas del lunes por el padre y abuelo paterno de los fallecidos. Poco después, desde las tres de la tarde, comenzaban a llegar al domicilio agentes la Guardia Civil, que acotaron la zona, y hasta el lugar se desplazaron varios miembros de la Policía Judicial de Huelva, así como forenses del Instituto Anatómico y la juez de guardia, que finalmente requirieron el apoyo de un equipo de inspecciones técnico-policiales de Madrid. El martes, el portavoz de la Guardia Civil en Huelva, Antonio Castilla, precisó que aunque 'en un principio' el parricidio era la hipótesis que se barajaba públicamente 'es una opción que no se contempla' por parte de los investigadores de la Policía Judicial.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >