ESPAÑA

Albiol llevará al fiscal el uso de niños como "escudos humanos"

"No les puede salir gratis", asegura el líder del PPC en referencia a su utilizacion durante la huelga 

Imagen que motivó la reación del líder del Partido Popular de Cataluña.
Imagen que motivó la reación del líder del Partido Popular de Cataluña.
Albiol llevará al fiscal el uso de niños como "escudos humanos"

El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, aseguró ayer que denunciará ante la Fiscalía de Menores a aquellos padres o profesores "fanatizados" que, a su juicio, utilizaron a niños menores e "incluso a bebés" como "escudos humanos" en la huelga general "salvaje" del pasado miércoles en Cataluña. En rueda de prensa en Barcelona, Albiol cargó contra la jornada de movilizaciones con motivo de la huelga general convocada por la Intersindical-CSC y respaldada por las entidades soberanistas, que calificó de "huelga salvaje del independentismo", una protesta que fracasó en la industria y el comercio, pero que generó numerosos incidentes de movilidad.
"Era legal, porque así lo decidió un juez. Pero era ilegítima, porque no respondía a intereses de reclamaciones laborales, sino exclusivamente a la voluntad de manipular políticamente a la sociedad catalana y hacerla partícipe o víctima de planteamientos del todo inadmisibles para personas decentes", afirmó.
Albiol opinó que se puso en evidencia "hasta qué punto una parte de la sociedad catalana se ha trastornado y fanatizado y que les lleva a utilizar para sus propios fines a niños de no más de dos o tres años, incluso bebés, como escudos humanos ante la policía. Es mezquino, irresponsable, patético y penoso". 
Advirtió así que su partido presentará una denuncia ante la Fiscalía de Menores con fotografías e imágenes para que actúe en consecuencia contra esos "padres y profesores fanatizados": "No les puede salir gratis. Es muy grave", dijo Albiol, que pidió que reciban "la repulsa más contundente dentro de las leyes".
"Se debe escarmentar a estos irresponsables que son capaces de usar a sus propios hijos, niños y bebés, como escudos humanos. No les puede salir gratis. Tiene que haber consecuencias", alertó. Porque, prosiguió, "evidencia el grado de perversión, fanatismo que ha llevado a parte de la sociedad a ser capaz de utilizar a sus hijos para defender una causa fuera de la ley".