ESCAPARATE

De famosos anónimos

Horacio Gómez
Horacio Gómez
De famosos anónimos

Más de uno se pregunta -nos preguntamos- qué fue de algunos personajes que durante años fueron protagonistas absolutos, hombres y mujeres que no había día que no estuvieran en los medios de comunicación, acaparando declaraciones y titulares. Como por ejemplo Horacio Gómez, quien desde su salida de la presidencia del Celta ha pasado a un voluntario segundo plano, a un anonimato casi absoluto. Superados sus problemas judiciales -tuvo que cumplir una inhabilitación del juzgado Mercantil- ahora está centrado en sus negocios del agua, el vino y la distribución. Y no quiere saber absolutamente nada del fútbol. Y cuando digo nada, es nada de nada. Cuando ve un periodista cerca, huye. Me pasó hace unos días, en un acto en el que coincidimos. Eso sí,  Horacio está cambiado: ha dicho adiós a las canas y luce una frondosa y oscura cabellera que le ha quitado unos cuanto años. Acaba de cumplir 64 y está hecho un chaval. Como el alcalde vigués, con sus 71 recién estrenados, casi el mismo día (uno el 2 y otro el 5 de septiembre). El Grecian 2000 hace milagros.

2. ..Y OTROS famosos.
Otro ilustre exmandatario vigués del que sabemos poco es Manuel Pérez, que fue alcalde durante cuatro años hace ahora 20, entre 1995 y 1999. Hace unos meses se jubiló como inspector de Trabajo al llegar a los 70 años en un estado de forma impecable y envidable. Desde entonces, se le puede ver de ver en cuando en actos sociales o culturales. Y también hablando de política. Porque su nombre ha vuelto a sonar por su condición de notable dentro del PP vigués, siempre convulso. Estaremos atentos a ver si hay una resurrección, como pasó con Enrique López Veiga, que a los 71 años se encuentra en una segunda juventud tras su designación para la Autoridad Portuaria.

3.Peregrinación canina.

ATLANTICO_7
El grupo Pontepatas comenzó ayer desde la Catedral de Tui una peregrinación a Santiago por el Camino Portugués del interior -hasta Redondela y desde ese punto hacia el Norte- en seis etapas. La primera, ayer, que iba desde la ciudad fronteriza -en cuya catedral se hicieron una foto- hasta Porriño. El siguiente fin de semana, desde ese punto hasta la Casa da Torre redondelana, y así sucesivamente poco a poco, en tramo de 15 a 20 kilómetros hasta completar los 100 reglamentarios. El Camino Portugués del interior es el segundo más empleado -tras el Francés, el principal- aunque el Camino Portugués de la Costa, que atraviesa Vigo -y no está señalizado en la ciudad, ¿para cuándo?- es el que más crece en cifras de todos los itinerarios jacobeos. Hasta aquí todo normal. Lo curioso es que se trata de una peregrinación donde los perros son protagonistas. Como explicaba ayer su orgullosa portavoz, "somos un grupo que hacemos una caminata al mes con nuestros perros de la protectora de animales y ahora se nos ha ocurrido hacer el Camino de Santiago con nuestros perros y los de la protectora de animales, esa es la idea, que se vean". Una gran iniciativa.