ECONOMÍA

Los vigilantes van a la huelga en El Prat tras rechazar el acuerdo

El Gobierno prepara el laudo arbitral y aumenta los efectivos de la Guardia Civil en el aeropuerto

El asesor del comite de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, enseña los resultados de la votación.
El asesor del comite de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, enseña los resultados de la votación.
Los vigilantes van a la huelga en El Prat tras rechazar el acuerdo

Los trabajadores de Eulen decidieron en asamblea mantener la convocatoria de huelga indefinida de 24 horas a partir hoy en los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona, al volver a rechazar en una votación la propuesta de mediación de la Generalitat. Un total de 187 trabajadores de Eulen, de los casi 400 que componen la plantilla, participaron en la votación, que arrojó el siguiente resultado: 150 votos en contra de la propuesta (que preveía una subida de 200 euros mensuales en doce pagas), 36 a favor y uno nulo, según datos facilitados por el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, al término del recuento.
El pasado jueves votaron 176 trabajadores, once menos que hoy, en la primera asamblea, en la que además de la propuesta de mediación también se valoraron otras tres que no fueron consensuadas. En esa ocasión, venció la propuesta de aumento salarial de 250 euros en 15 pagas, mientras que la oferta de la Generalitat solo obtuvo dos votos.
Tras conocerse estos resultados, el abogado del comité de huelga Leopoldo García Quinteiro acusó al Gobierno catalán de atribuirse una función de "arbitraje" que no le corresponde y denunció la "arrogancia" del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, "absolutamente incompatible con principios básicos del derecho democrático" al "amenazar" con el laudo arbitral.

Trabajo adelantado
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, informó, tras conocer los resultados, que ya está en marcha el procedimiento para la aprobación del laudo de arbitraje obligatorio del conflicto laboral de los trabajadores de seguridad de Barcelona-El Prat, y añadió que, a lo largo del fin de semana, el Ejecutivo comenzó con los preparativos para llevarlo a cabo.
"De hecho ya hubo una petición formal, por parte de Fomento, a la Abogacía del Estado que está y estuvo durante el fin de semana el informe pertinente para poder trasladarlo al Ministerio de Empleo y de ahí trasladarlo al Consejo de Ministros, que es quien tiene que dar el primero de los pasos para constituir o formalizar la designación de un árbitro y, en segundo lugar, darle el tiempo necesario para la elaboración de la propuesta que tendrá un carácter vinculante para las partes", señaló el ministro.
De la Serna defendió que, en este proceso para la resolución del conflicto laboral, hubo dos fases que "fracasaron", por lo que la Administración General del Estado es la "competente" para asumir el laudo de arbitraje obligatorio. "La mediación no culminó con un acuerdo entre las partes y tampoco la negociación inicial lo hizo", remarcó el ministro, que calificó de "inmovilista" la postura del comité de huelga tras la decisión de su asamblea.

Medidas concretas para evitar una "situación muy complicada"

El ministro indicó que en este momento la situación es "complicada" porque hoy comienza una huelga de 24 horas de carácter indefinido, un "salto cualitativo y cuantitativo muy importante en relación a la huelga que hasta la fecha ¨mantuvieron los trabajadores en una infraestructura estratégica para el conjunto del país".
Según detalló De la Serna, es "evidente" que ello puede provocar un "problema importante de seguridad" y de "orden público". Así, el ministro aseguró que los "preparativos" para intensificar la presencia de la Guardia Civil en el Aeropuerto de El-Prat. "Hay efectivos que en estos momentos se están trasladando a Cataluña para reforzar la presencia de la Guardia Civil en los controles de acceso al Aeropuerto", subrayó en la tarde de ayer.
El titular de la cartera de Fomento anunció que, "a partir de mañana (por hoy), se van a intensificar los medios, los efectivos de la Guardia Civil para garantizar que no se produce un problema de seguridad y orden público", así como para "garantizar que la decisión de unos pocos, 150, no afecta negativamente a millones de españoles y de turistas". Y esto ocurrirá de manera inmediata.n