ECONOMÍA

La 'universidad' de Ceaga en Vigo atrae a otros sectores de España y Portugal

Su plan de formación en industria 4.0 ha despertado el interés de conserveras, empresas de alimentación y madera

Carla Jiménez Lobato es la coordinadora de la UCC en Vigo.
Carla Jiménez Lobato es la coordinadora de la UCC en Vigo.
La 'universidad' de Ceaga en Vigo atrae a otros sectores de España y Portugal

La Universidad Corporativa de Ceaga (UCC), el Clúster de Automoción de Galicia con sede en Vigo, se consolida como referente no solo en su sector sino en otros ya que a día de hoy está formando a empresas de otras actividades como alimentación, madera o conserva y también de otras zonas de España y el norte de Portugal. 
 La UCC ha desplegado un plan sobre la industria 4.0, que comenzó en 2016 y con el que abarca a todos los niveles y áreas, desde seguridad hasta robótica o impresión 3D. "Empezamos con los cuadros directivos y estamos bajando a la base. Vamos a formar a los coordinadores de los equipos de producción a través de un convenio con PSA en sus instalaciones", indica Carla Jiménez Lobato, coordinadora de la universidad. 
El año pasado, pasaron por las aulas de la UCC más de 600 alumnos, de los que un 10% correspondieron a compañías de otras sectores y comunidades como País Vasco, Barcelona o Castilla. "Nuestro foco está puesto en la automoción gallega, pero cada vez tenemos más demanda de fuera y de otras actividades porque la industria 4.0 va a ser una realidad para todos y hay que correr porque ya está ahí", indica Jiménez.
Finsa, Jealsa, Naturgy, Pescanova o Cabomar son solo algunas de las numerosas empresas que recurrieron al clúster para prepararse para la fábrica del futuro y también en el sistema 'lean manufacturing' con el que nació en 2010 y que a día de hoy aún sigue impartiéndose. Se trata de un método de trabajo bajo la filosofía de ahorro de costes y tiempo y mejora de la calidad. 
En cuanto a las nuevas profesiones que se generarán con la industria 4.0, cobran peso los ingenieros en telecomunicaciones, electrónica o mecatrónica, entre otros, pero el objetivo que todas las empresas persiguen es contar con plantillas polivalentes. "Capacidad de apredinzaje y reciclarse en todos los niveles", resume Jiménez. 
La multinacional Borgwarner, por ejemplo, está formando a todos sus profesionales de mecánica en electrónica y la UCC tiene un proyecto de formación en robótica para desempleados con compromiso de contratación que desarrolla de manera conjunta con tres empresas del clúster que son Ledisson AIT, Emenasa e Hypnon Programming. También está formando en logística 4.0 en colaboración con Zaragoza Logistics Center y en esta materia están participando profesionales de empresas de automoción de Portugal.