ECONOMÍA

Sánchez quiere acabar con las pensiones "de la clase política"

El secretario general del PSOE alienta en una asamblea a movilizarse en defensa del sistema público

El secretario general, Pedro Sánchez, interviene en la asamblea abierta a la ciudadanía.
El secretario general, Pedro Sánchez, interviene en la asamblea abierta a la ciudadanía.
Sánchez quiere acabar con las pensiones "de la clase política"

n n n  El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se dirigió ayer a la gente de clase media y trabajadora para urgirles a movilizarse en defensa del sistema público de pensiones y el Estado de Bienestar que, en su opinión, el Gobierno del PP deteriora en beneficio de las alternativas privadas. En una asamblea abierta a los militantes socialistas y la ciudadanía celebrada en el distrito madrileño de Hortaleza, Sánchez se presentó como "un hijo y padre de clase media y trabajadora" que está dispuesto a "erradicar los privilegios de la clase política", aunque no detalló cómo ni a qué ventajas se refería.
Sí quiso precisar, en respuesta a una pregunta del público, que cuando él renunció a su escaño a finales de 2016 para no tener que votar la investidura de Mariano Rajoy lo hizo "con una mano delante y otra detrás" y cobró los tres meses de desempleo que le correspondían. Luego, quedó sin ingresos.
A lo largo de dos horas, Sánchez planteó al auditorio -un público de 350 personas compuesto fundamentalmente por militantes y simpatizantes socialistas-, los desafíos del sistema público de pensiones y las propuestas que plantea su partido al respecto. Pero sobre todo intentó movilizar a los suyos animándoles a ejercer de "microportavoces" de la izquierda y las causas de justicia social frente a "la élite mediática".
"Al igual que no permitís que nadie entre en vuestra vivienda y la desmantele, no podemos permitir que este Gobierno desmantele nuestro Estado de bienestar sin más", les arengó. Según Sánchez, el hecho de que el PP haya "esquilmado" el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que recibió de los socialistas con 67.000 millones de euros, y ahora está en 8.000 millones, lo que ha obligado a pedir un crédito, es motivo para rebelarse.
El líder socialista acusa al Gobierno de Rajoy de reducir la tarta de los ingresos con los que se pagan las pensiones para que el modelo público sea "insostenible" y los trabajadores se vean obligados a contratar planes privados.
El PSOE tiene un plan para reducir el déficit estructural de la Seguridad Social (15.500 millones) aumentando los ingresos con tres iniciativas: derivando a los presupuestos del Estado gastos que ahora asume la Seguridad Social; creando más empleo y elevando los salarios para aumentar las cotizaciones y estableciendo dos nuevos impuestos a la banca y sobre las transacciones financieras en el mercado bursátil.n