ECONOMÍA

Puech pide a los sindicatos de PSA Vigo que convocaron huelga que recapaciten

El director de la factoría mantuvo un encuentro con el comité de empresa y recordó los nuevos lanzamientos

La factoría del Grupo PSA afronta este verano su transformación definitiva para dar cabida a las nuevas furgonetas.
La factoría del Grupo PSA afronta este verano su transformación definitiva para dar cabida a las nuevas furgonetas.
Puech pide a los sindicatos de PSA Vigo que convocaron huelga que recapaciten

El director de la factoría de Vigo del Grupo PSA, Frédéric Puech, mantuvo ayer un encuentro con el comité de empresa de la fábrica con motivo de la huelga convocada el sábado por los sindicatos CC OO, CIG y CUT. 
En dicho encuentro, el directivo galo señaló que no "comprendía" los motivos de la huelga y recordó que la de Vigo es "una planta privilegiada; con dos nuevos lanzamientos atribuidos". Por ello, pidió a los sindicatos que reflexionen "sobre el grado de acogida de esta convocatoria, porque se debe escuchar también a la gran mayoría que decidió trabajar".
A estos agradeció que participaran voluntariamente en la jornada de trabajo del sábado: "Han comprendido la responsabilidad que tiene la planta de Vigo con el Grupo PSA, para suministrar la producción que nos demandan los clientes, hace ya meses que estamos en saturación, la actividad y la apertura son exigentes, así que este centro agradece profundamente el compromiso de la plantilla".
Frédéric Puech recordó a los miembros del comité de empresa que la de Vigo "será la única fábrica del grupo con dos líneas de producción" y que "estamos trabajando para lanzar al mercado dos proyectos industriales de gran volumen que se espera que tengan muy buena acogida". La organización biflujo permite "responder mejor a las fluctuaciones de la demanda del mercado; tener más empleo; o también reducir los impactos en la plantilla de los cambios de producto".
El director de la factoría puso especial énfasis en que "a la vuelta de vacaciones, tendrá que definirse la organización industrial necesaria para afrontar los nuevos proyectos en curso". "Tenemos suerte de contar con dos proyectos de gran volumen y que, además, los Berlingo y Partner atraviesen una buena situación", advirtió Puech. 
Este señaló que "la representación social podrá también plantear los disfuncionamientos que detecten porque el diálogo y la construcción de futuro son elementos naturales en la vida del centro" al tiempo que pidió que "se mantenga abierto el diálogo, como ha ocurrido siempre en esta fábrica".
Los sindicatos convocantes de la huelga, CIG, CUT y CCOO, consideran "sintomática" la reunión urgente convocada esta mañana por Puech para trasladar este mensaje y han coincidido en que darán un "margen de confianza" para ver si se pasa "de las palabras a los hechos".