ECONOMÍA

PSA Vigo prevé iniciar el ERE en marzo y ya eliminó un turno

La fábrica aprovechó el parón navideño para la puesta a punto de los nuevos vehículos

PSA Vigo finalizó 2018 con menos de 400.000 vehículos y la producción bajó un 8%.
PSA Vigo finalizó 2018 con menos de 400.000 vehículos y la producción bajó un 8%.
PSA Vigo prevé iniciar el ERE en marzo y ya eliminó un turno

 La automoción viguesa vuelve a rodar tras el parón navideño y PSA Vigo lo hace con una línea de producción a tope de trabajo (furgonetas y monovolumen) con cuatro turnos y la otra (sedanes) a medio gas con el turno de la mañana como único en funcionamiento. El de la tarde se suprimió temporalmente dada la brusca bajada de la actividad en esta línea que se espera se mantenga a lo largo de este año ya que el C-Elysée y el 301 no están respondiendo bien en los mercados a los que van destinados. El ERE que la factoría automovilística aprobó a finales del año pasado está previsto que entre en vigor en marzo ya que de momento se está echando mano de otros mecanismos de flexibilidad como las jornadas de adecuación o la bolsa de horas, según confirmó el comité de empresa a este diario. A partir de ese mes se aplicaría la regulación de empleo sobre un máximo de 400 trabajadores de la línea 1 hasta final de año, para cuando se espera la remontada en la fábrica.

Será en el último trimestre del año cuando se inicie la producción en serie del nuevo todocamino (V20, nombre industrial) que va a construir para Peugeot (sustituto del actual 2008) y también a partir de final de 2019 se empezaría con la furgoneta que le adjudicó Toyota, un hito para Vigo ya que será la primera vez que fabrique para el gigante japonés. A partir de entonces, la factoría de Balaídos espera retomar el turno de tarde en la línea 1 y estrenar uno nuevo de noche y a partir de 2020 superar la barrera de los 600.000 vehículos.
Antes, en mayo, la actividad del centro comenzará a incrementarse con las preseries del V20, con pocas unidades diarias. La subida de cadencia no se vería hasta final de año, pasando de 24 vehículos por hora a 45. Por el momento, la planta está adaptando sus líneas a los nuevos coches.