ECONOMÍA

PSA Vigo detiene la producción cuatro días por la falta de piezas

Problemas en el suministro de cajas de cambio desde la planta francesa de Valenciennes obligan a parar la fábrica. Los trabajadores no cobrarán dos jornadas del paro. La fábrica aumentó su producción un 1% hasta junio .

La factoría de PSA Vigo permanece parada desde ayer y retomará la actividad el lunes.
La factoría de PSA Vigo permanece parada desde ayer y retomará la actividad el lunes.
PSA Vigo detiene la producción cuatro días por la falta de piezas

La factoría de PSA Vigo permanecerá sin actividad desde ayer y hasta el domingo por los problemas de suministro de las cajas de cambio, que se fabrican en la instalaciones de la compañía gala en Valenciennes, según confirman fuentes de la empresa de automoción.


El día de ayer fue agitado en Balaidos y las notificaciones a los sindicatos se dieron en varias ocasiones en la jornada. La línea de montaje del sistema 2, en el que se producen las furgonetas K9 y el monovolumen C4 Space Tourer (antiguo Picasso), fue la primera en parar, a las 12 horas. La dirección comunicó además que no se trabajaría ni en el turno de tarde ni el de la noche.


En una reunión celebrada al mediodía se comunicó al comité de empresa que finalmente tampoco se trabajaría hoy en los tres turnos así como el fin de semana, donde paran el cuarto equipo en la mañana del sábado y el sistema 1, que ensambla la antigua Berlingo y Partner, se detiene en la noche del domingo.


El problema que está causando la parálisis de la fábrica viguesa es la falta de cajas de cambio, pieza fundamental para ensamblar el vehículo. Estas se fabrican en Valenciennes, Francia, que a su vez depende de otros proveedores externos para realizar su trabajo. El aumento de la carga de trabajo en varias fábricas europeas y diferentes modelos han elevado la "tensión" en el suministro. Según confirman fuentes de la empresa, en las últimas semanas hubo que realizar paradas esporádicas en los turnos y PSA se vio obligada a fletar aviones desde Francia para que el producto llegase a tiempo a Vigo. Esta "tensión" ocasionó que la semana pasada se anulase el turno de noche del viernes para ambos sistemas y el martes de esta semana por la noche se avisó a los trabajadores del sistema 1 de que el miércoles por la mañana no trabajarían.
Pero finalmente la "tensión" se rompió ayer y la compañía ha decidido paralizar la producción hasta el domingo para garantizar que el lunes por la mañana se retoma de nuevo, momento en el que se habrá decidido como garantizar el trabajo en Vigo.


Según fuentes sindicales, la parada del lunes del turno de noche será abonada a los trabajadores pero la jornada de ayer y hoy no se pagará, pues se articulará a través de días de adecuación o le computarán al operario en la bolsa de horas.