ECONOMÍA

PSA Vigo confía al K9 su liderazgo de la automoción española en 2018

La factoría de Balaídos cierra 2017 como segundo fabricante y el Polo Ibérico monta el 34% de los vehículos españoles

La factoría de PSA Vigo se mantiene en la segunda plaza antes de lanzar sus nuevos modelos.
La factoría de PSA Vigo se mantiene en la segunda plaza antes de lanzar sus nuevos modelos.
PSA Vigo confía al K9 su liderazgo de la automoción española en 2018

n n n La factoría de PSA Vigo cerró el año 2017 -el centro ya está de vacaciones- con 435.000 vehículos ensamblados. Esto coloca a la planta viguesa en la segunda plaza del ránking de las 10 primeras fábricas de automoción en España, según los datos publicados por "Cinco Días".
La fábrica de Seat, en Martorell, repite en 2017 como primera productora con 455.000 vehículos (+1,3%), pero aún lejos de los 477.000 del 2015. Logró cerrar esta cifra en un año marcado por el inicio de producción del Seat Arona, un pequeño todoterreno, y la modernización del Ibiza.
El arreón de PSA Vigo se pruduce, en cambio, antes del lanzamiento de las nuevas furgonetas para las marcas Peugeot, Citroën y Opel, conocido como proyecto K9. Las previsiones de la empresa pasan por un importante incremento en la producción de estas furgonetas que le permitiría liderar la automoción española.
En tercera posición se sitúa la factoría de Ford Almussafes, en Valencia, que ensambló 417.000 unidades, un 5,4% más que en el 2016 en vípseras del lanzamiento del nuevo modelo del Kuga.
En cuarta posición se sitúa Opel Figueruelas (Zaragoza) que montó al término de este año 295.000 unidades (+7,6%).
Gracias a este dato, el Polo Ibérico de PSA -que incorporó este a ño a la factoría maña tras la compra de Opel por PSA- cierra 2017 en España con 876.188 vehículos fabricados, lo que representa el 34% de las diez primeras factorías españolas.
En quinta y sexta posición del ránking se sitúan las dos factorías españolas de Renault (Palencia y Valladolid) que fabricaron en total 504.000 vehículos. Hasta el año pasado era este grupo francés el que dominaba la automoción española.
En el fondo del ránking, en séptima posición, se sitúa Volkwagen, en Navarra, que cierra el año con 250.000 unidades (-15,8%). Le sigue Mercedes, en Vitoria, con 148.000 vehículos, un 9,2% más que el año anterior.
Con menos de 100.000 unidades ensambladas cierran la lista Nissan Barcelona, que montó 95.000 vehículos (-10%) y PSA Madrid, que cae un 27,3% hasta las 59.000 unidades.
La caída de producción en la mitad de las factorías ha impedido que la automoción española supere los 3 millones de vehículos y quedará aproximada en los 2,6 millones.n