ECONOMÍA

La previsión de crecimiento para 2017 se elevará al 2,7%

Rajoy se muestra convencido de que habrá también datos "muy positivos" los dos próximos años

Rajoy, en su intervención en la clausura de la asamblea.
Rajoy, en su intervención en la clausura de la asamblea.
La previsión de crecimiento para 2017 se elevará al 2,7%

n n n El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer que el Consejo de Ministros elevará la próxima semana hasta el 2,7 por ciento, dos décimas más de lo fijado hasta ahora, la previsión de crecimiento de la economía española para 2017. Rajoy hizo este anuncio en su intervención de clausura de la Asamblea General celebrada por la CEOE coincidiendo con el 40 aniversario de esta organización empresarial, a la que el jefe del Ejecutivo elogió por haber contribuido a la prosperidad de España.
La previsión oficial de crecimiento para 2017 estaba situada por el Gobierno en el 2,5 por ciento, pero el presidente dijo que los datos del primer trimestre en el conjunto de previsiones nacionales e internacionales, aconsejan este nuevo cálculo. En todo caso, recordó que ese 2,7 por ciento sigue estando por debajo de la mayoría de los pronósticos, pero lo considera "realista y prudente".
Y se mostró convencido de que si se hacen "las cosas bien", habrá también un crecimiento "muy positivo" en 2018 y 2019 y eso permitirá llegar al objetivo de que haya veinte millones de personas trabajando en España. Para lograrlo, daba su receta: "Ni marcha atrás en las reformas, ni freno en las nuevas reformas, ni olvido de mucha gente que ha vivido situaciones de extrema dificultad". "No se puede dar marcha atrás en las reformas emprendidas y que han funcionado porque desandar el camino de las reformas sería tanto como desandar el camino de la recuperación".

trabajo empresarial
Acompañado de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, Rajoy ha dedicado gran parte de su intervención a alabar la contribución de los empresarios y los sindicatos al progreso de España en los últimos cuarenta años.
La negociación y el acuerdo entre ambos consideró que ha permitido, por ejemplo, pasar de más de 170 millones de horas perdidas por huelgas y otros conflictos laborales hace cuarenta años a los 3 millones que hubo en 2016. Rajoy ha homenajeado a presidentes de la CEOE ya fallecidos como Carlos Ferrer Salat o José María Cuevas, o a dirigentes empresariales como Rafael Padura o José María Korta, asesinados por el Grapo y por ETA.
El presidente del Gobierno ha destacado también la tarea desarrollada de forma especial por los empresarios durante la reciente crisis económica y ha considerado que la situación actual que vive España es radicalmente distinta a la que tuvo que hacer frente de forma reciente.
También enumeró algunas de las reformas que ha tenido que acometer, como la laboral, la del sistema financiero o la del sector energético. La situación actual de España considera que es fruto de un esfuerzo colectivo, pero ha evitado caer en la autocomplacencia y ha defendido seguir con las políticas de consolidación fiscal porque "no se puede bajar la guardia".n