ECONOMÍA

La pesca viguesa perdió un 30% de trabajadores en la última década

Los armadores piden facilidades para contratar personal extranjero ante la falta de empleo autóctono 

La Cooperativa de Armadores de Vigo emplea a 5.500 trabajadores. En la foto, flota de altura amarrada en el muelle del Berbés
La Cooperativa de Armadores de Vigo emplea a 5.500 trabajadores. En la foto, flota de altura amarrada en el muelle del Berbés
La pesca viguesa perdió un 30% de trabajadores en la última década

nnn  La Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) urge una solución al déficit de trabajadores que acusa el sector y la próxima semana se reunirá con la Escuela Náutico-Pesquera de Vigo para tratarlo. "Es un problema de hace años que ahora se está agravando. Es urgente", indicaba ayer a este diario el presidente de ARVI, Javier Touza.
La cooperativa emplea en la actualidad a 5.500 personas, lo que supone un 30% menos que hace una década, una brusca caída que se detecta en el conjunto de Galicia, que perdió a 4.000 trabajadores en dicho periodo, y que en Vigo se agrava por el importante peso que tiene esta actividad. 
Los armadores vigueses necesitan, al menos, a medio millar de empleados sobre todo para palangre y buques de arrastre y confían en una campaña para reclutar a gente joven a través de un programa de FP dual (formación teórica y práctica) junto con la Escuela Náutica y la implicación de la Consellería do Mar y de Educación. En este nuevo modelo de estudios, al menos el 33% de la carga lectiva se impartiría a bordo del barco y la práctica sería remunerada a través de una beca, por ejemplo, según recoge la revista de ARVI "Pesca Internacional" en su último número. Por su parte, los no titulados (como marineros, engrasadores o cocineros) solo necesitarían formación básica en seguridad. 
Los armadores ven en la contratación de tripulantes extranjeros una posible solución o 'parche' a la falta de personal autóctono, si bien lamentan la mayor carga burocrática que conlleva lo que ha obligado a muchos barcos a amarrar a puerto, una situación que se repite en otros puntos de España y también en la flota artesanal.
ARVI reclama "un trabajo conjunto del sector y de las administraciones públicas para atraer a los jóvenes a los centros formativos con la realización de prácticas a bordo de los buques y facilitando la contratación de personal". 
Capitanes y mandos para puente y máquinas son los que más falta hacen en los pesqueros vigueses, si bien la lista se amplía a prácticamente todos los puestos desde frigoristas navales, mecánicos de litoral, engrasadores, caldereros, camareros o cocineros, según recoge la estadística del Servicio Público de Empleo (SEPE) sobre profesiones de difícil cobertura.n