ECONOMÍA

El naval pide agilizar la formación o tendrá que traer operarios de Polonia

En 2018 se impartirán cursos para 1.400 personas por la demanda de los astilleros de personal cualificado

La Consellería de Economía presentó ayer en Vigo los planes de formación del sector naval.
La Consellería de Economía presentó ayer en Vigo los planes de formación del sector naval.
El naval pide agilizar la formación o tendrá que traer operarios de Polonia

nnn Todos los astilleros de la Ría de Vigo tienen carga de trabajo -algo que no sucedía desde la crisis del "tax lease" del 2013- pero no hay suficiente personal cualificado para responder a la demanda de los astilleros. La Xunta visitó ayer Vigo para anunciar varios planes de formación para 1.400 personas, pero el presidente del Clúster del Sector Naval, Marcos Freire, pidió agilidad: "Hay riesgo de que la mano de obra cualificada no llegue a tiempo a los astilleros".
Los sindicatos fueron los primeros en advertir esta problemática, aunque el acento lo puso el presidente de Barreras, José García Costas, durante la puesta de quilla del crucero de lujo. Desde entonces la tensión ha ido a más: las auxiliares contratan a los trabajadores más veteranos de la competencia, lo que causa cierto malestar entre los empresarios del ramo.
Marcos Freire señaló ayer que "el primer frente" en el que va a trabajar el sector es "volver a dotar de efectivos regionales y locales" las empresas, y apostó por "redoblar esfuerzos" en el corto plazo para recuperar a esos trabajadores. Pero si esto no es posible, señaló que las empresas "del entorno europeo" que suministren mano de obra cualificada "tendrán posibilidades en Galicia, siempre que se dé cumplimiento al marco legal vigente". Además, apuntó que hay países europeos, como Polonia, que "van a empezar a sufrir restricciones" como las que padeció España con la crisis del tax-lease, y su mano de obra podría recalar en empresas gallegas: "En la medida en que sean aptas se les llamará, y se les exigirá el mismo nivel de cumplimiento que a cualquiera".
Respecto a la política pública de formación, Freire explicó que estas convocatorias, "más amplias y flexibles", serán "instrumentos que favorezcan la contratación" en astilleros e industrias auxiliares, pero precisó que serán necesarios "planes express" para evitar precisamente un panorama en el que haya contratos en vigor pero no suficientes trabajadores para concluirlos.
El repunte de actividad en el sector obliga a la contratación de mano de obra, a una mayor especialización y a "rejuvenecer" las plantillas para favorecer el relevo generacional. Reconoció la necesidad de adoptar medidas de "dignificación" del empleo para atraer a operarios "que se han ido a otros países".n