ECONOMÍA

El naval avisa de que necesita 1.500 trabajadores este semestre

La patronal Asime detecta dificultades para encontrar personal por la falta de formación en la última década

Barreras trabaja a pleno rendimiento para la construcción de un crucero y espera por un ferry.
Barreras trabaja a pleno rendimiento para la construcción de un crucero y espera por un ferry.
El naval avisa de que necesita 1.500 trabajadores este semestre

La voz de alarma se levantó hace un mes en el sector industrial y lo confirmó el jueves de forma pública el presidente de Barreras: hay problemas para contratar profesionales cualificados en el sector naval vigués. El secretario general de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime), Enrique Mallón, declaró ayer a este diario que el naval gallego -concentrado en la Ría de Vigo- necesita incorporar 1.500 trabajadores en el primer semestre de este año, y no hay garantías de que se puedan cubrir las necesidades con el mercado laboral local. El conjunto del sector metalúrgico demandará 3.000 profesionales según cálculos de Asime.
Enrique Mallón descarta que el problema de falta de personal sea por la carga de trabajo de los astilleros. "Están al 50% de su capacidad", explica Mallón que ve en esta falta de empleados un "tremendo problema" si el sector vigués "aspira a llegar al 100% de ocupación".
 El secretario general de Asime señala que "durante tres años no se ha hecho nada y ahora vienen las consecuencias". Mallón explica que "no hay centros de formación de calidad suficientes para la industria, sí para la gestión o administrativos, pero no con talleres y maquinaria, no lo hay ni en Vigo ni en toda Galicia". Este señala que en los últimos 5 años "más de 12.000 personas en la comunidad quedaron desempleadas" a las que hay que formar "no solo sobre el papel si no también con práctica porque les requiere cierta destreza".
Mallón incide en que hay que solucionar este problema con urgencia, pues sino el sector se verá obligado a buscar "trabajadores de otros países, como Portugal, Lituania o Rumanía". El secretario general de Asime explica que le presentaron a la Xunta un plan de formación pero que no obtuvieron respuesta, por lo que preparan un plan propio de financiación privada ahora que los astilleros tienen capacidad para hacerlo. 
Marcos Freire, presidente de Aclunaga, señala que "en el actual contexto de recuperación del sector tenemos la necesidad perentoria de dotar a nuestras empresas, especialmente de nuestra industria complementaria, de personal cualificado que acometa satisfactoriamente la actual carga de trabajo y nos permita seguir creciendo en el mercado".
La escasez de este tipo de profesionales en Galicia "es una realidad a la que urge dar respuesta mediante un programa de formación específico de nuestro sector, que aglutine la iniciativa privada y pública y recoja todas las singularidades de capacitación requeridas", señala Freire, quien cree que "de este modo cubrimos un aspecto esencial para la competitividad, al tiempo que ofrecemos nuevas oportunidades laborales y mejoramos la empleabilidad de la población activa en Galicia".