ECONOMÍA

MGI Coutier elevó un 30% el número de trabajadores en el último año

La factoría viguesa suma 400 trabajadores y desarrolla nuevos proyectos de innovación internacional

Patricia Argerey, Julio García, Luis Moreno, Francisco Conde y Miguel Barquero.
Patricia Argerey, Julio García, Luis Moreno, Francisco Conde y Miguel Barquero.
MGI Coutier elevó un 30% el número de trabajadores en el último año

nnn  La factoría de Vigo de la multinacional MGI Coutier, dedicada a la fabricación de puertas de vehículos y cierres de capós entre otros componentes para la automoción, incrementó en el último año su número de trabajadores en un 30%, según explicó ayer Francisco Conde, conselleiro de Economía, durante su visita a la fábrica, ubicada en O Caramuxo. La empresa ha pasado de tener 290 trabajadores a 400 debido al incremento en el número de proyectos de investigación e innovación.
Esta nueva carga de trabajo se materializa también en un aumento de la facturación, que creció hasta los 75 millones de euros con el objetivo ya en mente de llegar a los 100 millones.
El director de la planta, Miguel Barquero, presentó ayer el nuevo proyecto de innovación, de nombre Union, con el que espera "se mantenga el empleo y el que venga que sea técnico de calidad".
Francisco Conde explicó que el trabajo de la unidad mixta que visitó ayer, y que estará formada por 20 personas, "permitirá avanzar en nuevas soluciones tecnológicas que cubran las necesidades de los consumidores a través de nuevos componentes para el sector de la automoción". El director de línea de producto, Julio García, explicó que el proyecto tratará de definir la nueva generación de sistemas de acceso al vehículo "de alto valor añadido". Esto permitirá que Vigo siente estándar sobre cómo serán los vehículos de las próximas décadas, pues MGI Coutier es proveedor de las principales multinacionales del motor, como Grupo PSA o Renault, entre otras.
Conde explicó que será posible "gracias a la suma de esfuerzos de MGI Coutier, una multinacional que tiene sed en Vigo desde hace 55 años, que emplea a 400 personas y que apuesta por la Comunidad para desarrollar su I+D+i". En este caso aporta toda su experiencia en diseño y desarrollo de componentes. 
Junto con esta empresa, el CTAG "suma su conocimiento en electronificación, validación, asesoramiento en el campo de la Industria 4.0 y acompañamiento en la ejecución de proyectos innovadores". "Así es cómo se hace Industria 4.0, así es cómo se innova y así es cómo podemos crecer. El trabajo conjunto de MGI Coutier y el CTAG permitirá desarrollar nuevos productos con nuevos procesos", explicó el conselleiro. En este sentido, Conde puso esta unidad mixta como ejemplo del camino que Galicia debe seguir para conseguir sus objetivos de estar a la vanguardia en el campo de la automoción y consolidar la Comunidad como referente en este campo.
Solo será posible, aseguró, "desde la unidad de acción de todos los agentes implicados".n