ECONOMÍA

La Guardia Civil reforzará el control de seguridad de El Prat

La mayor presencia de efectivos será el lunes, con la huelga indefinida de los empleados de Eulen

La Guardia Civil reforzó su presencia en El Prat ante los paros de los trabajdores de Eulen.
La Guardia Civil reforzó su presencia en El Prat ante los paros de los trabajdores de Eulen.
La Guardia Civil reforzará el control de seguridad de El Prat

 La Guardia Civil reforzará su presencia en los controles de pasajeros del Aeropuerto de El Prat ante la huelga indefinida convocada el lunes por los trabajadores de Eulen, que mañana volverán a votar si aceptan la propuesta de aumento salarial de la Generalitat y desactivan los paros. El anuncio lo hizo el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en Barcelona, donde se desplazó para presidir el Comité de Crisis creado para abordar este conflicto y reunirse después con varios consejeros de la Generalitat y con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
En rueda de prensa, el ministro explicó que el Comité de Crisis decidió iniciar los preparativos para que un número "significativo" de agentes de la Guardia Civil se incorporen a "las líneas de control" del Aeropuerto de Barcelona y garantizar el orden y la seguridad de esta instalación, teniendo en cuenta el estado de alerta terrorista en el que se encuentra el país.
El ministro subrayó que la mayor presencia de efectivos de la Guardia Civil en el aeropuerto se plantea en especial para el próximo lunes, cuando los trabajadores de Eulen tienen previsto iniciar una huelga indefinida, después de rechazar una propuesta de subida salarial de 200 euros mensuales en 12 pagas. "El momento crítico será el lunes. No se trata de sacar a la empresa (Eulen) del aeropuerto ni de sustituirla, sino de incorporar medios de la institución que tiene las competencias para que aporten las garantías de seguridad y mantenimiento del orden público", puntualizó De la Serna.

Los agentes, molestos
Aunque no cifró el número de efectivos adicionales que será necesario desplegar en el aeropuerto barcelonés, donde la Guardia Civil ya está presente, el ministro apuntó que los agentes estarán presentes tanto en los arcos de seguridad como en los escáneres y que asumirán funciones ejecutivas. Para ello, el ministro anunció que se inició  un proceso de formación de efectivos en las técnicas necesarias, como la radioscopia.
Además, el Comité de Crisis hinstó al Abogado General del Estado que evalúe la posibilidad de que se pueda aprobar un laudo obligatorio para Eulen y los trabajadores que zanje el conflicto laboral. En cualquier caso, el ministro señaló que, de momento, sólo se estudia esta posibilidad por si es necesario recurrir a ella.
Por su parte, Asociaciones de guardias civiles recordaron al Gobierno que debe asumir el error de privatizar la seguridad en los aeropuertos y, aunque acatan la decisión de hacerse cargo del control en El Prat, insisten en que la plantilla está bajo mínimos.
Las asociaciones de guardias  se remiten a la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que, respecto a las competencias exclusivas de la Guardia Civil, dice sobre su incumbencia: "La custodia de vías de comunicación terrestre, costas, fronteras, puertos, aeropuertos y centros e instalaciones que por su interés lo requieran." La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) insiste, en un comunicado, en que ya avisó de las consecuencias negativas que tendría privatizar la seguridad tanto en aeropuertos como en los centros penitenciarios.n