PERSPECTIVAS ECONÓMICAS 2018

Galicia prevé cerrar el año creciendo por encima de la media española

La economía gallega históricamente ha mostrado una brecha de crecimiento, tanto en los periodos expansivos, como en los de recesión, acompañados en 2017 por un auge del consumo y una mejora en los datos del empleo

La industria creció un 8% este año, la mayor subida desde el 2013, y tiene buenas perspectivas para el 2018.
La industria creció un 8% este año, la mayor subida desde el 2013, y tiene buenas perspectivas para el 2018.
Galicia prevé cerrar el año creciendo por encima de la media española

n n n Los datos perpetuaban que seguíamos al rebufo de la media de la economía española y lejos de las principales comunidades como País Vasco, Madrid, Cataluña o Baleares. Pero este año ese efecto ha cambiado y la economía gallega se consolida creciendo por encima de la media nacional. Este efecto se espera también en el año 2018. 
Según el Foro económico de Galicia, la comunidad crece por quinto trimestre consecutivo por encima de la media del conjunto del Estado. Este proceso permite acortar a Galicia la distancia histórica con la economía nacional. Además, ya son ocho los trimestres que la economía de la comunidad crece por encima de cifras del 3% del PIB, dando motivos para considerar la economía gallega en camino de mejora. Las cifras son interesantes, pero además podemos hablar de que el crecimiento es positivo en la totalidad de sectores del territorio. 
En este, repasando los datos, y como decíamos la semana pasada, la actividad comercial da muestras de recuperación porque se retoma el consumo de forma generalizada, acabando el año, con un periodo de cifras récord de ventas, tanto en Navidad como en el conjunto del año. En concreto, la estadística indica que se encadenan 30 meses de crecimiento constante y ya da empleo a 53.337 autónomos, empleando en el régimen general de la Seguridad Social a 121.663 personas. 
Además, los datos reflejan la cada vez mayor importancia de la posición de Galicia en el sector turístico. Eso sí, el comercio minorista debe afrontar cambios radicales de hábitos y gustos de compra.  El sector hostelero es otro de los grandes motores de creación de empleo en esta etapa de recuperación. En este caso, al calor (nunca mejor dicho) de las buenas temperaturas y con la llegada de cada vez más turismo a Galicia, ha sido capaz de superar la cifra de más de 70.000 empleados. Como vemos, el turismo, que presenta cifras de récord, con un nivel de visitantes que posiblemente supere los cinco millones al final del año, da muestras de su potencial de crecimiento y capacidad de ser motor de la economía de Galicia. 
Es un sector que es uno de los elementos de empuje en Galicia sobre otras actividades como la hostelería o el comercio, pero también es un estímulo para prácticas como la náutica deportiva, el transporte público o privado, entre otros. El plan estratégico firmado por la Xunta y el Clúster del Turismo de Galicia, que ampara al 95 % de los profesionales y empresas, prevé llegar a los seis millones de visitantes antes del 2020, una cifra que se antoja menor a los posibles datos reales. 
En el caso de la industria “las alegrías van por barrios”, ya que de una parte podemos indicar que, según los datos del Foro económico de Galicia, el subsector de la industria manufacturera crece menos que la media nacional, con un 3,8% frente al 4,1% del conjunto del estado.

LA INDUSTRIA YA SUMA 
Frente a ello podemos enunciar el sector naval como ejemplo de la recuperación de la industria gallega. Tras los años de “deriva” por el hundimiento del tax lease, la recuperación se percibe con las dársenas llenas de proyectos de nuevas embarcaciones. Según  Aclunaga, el Clúster del naval gallego, este año concluirá con un volumen global de facturación cercana a los 2.000 millones de euros y más de 14.200 empleados, lo que significa aumentar en un 24% los niveles de facturación y empleo del 2016, además de la incorporación de 29 nuevos pedidos de barcos a la cartera del sector gallego. 
Estos son los datos de las 118 empresas aglutinadas bajo la marca de Acluxaga. La automoción, otro de los impulsores de la economía gallega, muestra también cifras de recuperación. Después de un compás de espera, y de más de alguna deslocalización, se percibe  su mayor potencial alrededor de los avances del grupo PSA. La planta viguesa del gigante mundial de la automoción confía en alcanzar la producción de 500.000 coches, para lo que requiere la producción de más de una ingente cantidad de piezas que aportan 300 proveedores, de los cuales unos 114 son gallegos, según los datos del Ceaga.
Las cifras hablan de más de 8.000 millones en facturación, lo que representa cerca del 15% del total del mercado nacional. Además, la automoción representa un 30% del total de las exportaciones de Galicia con una media de 20.000 empleados en Galicia. Sin duda la economía gallega está en franca mejora, lo cual es fruto de una serie de variables que muestran sus valores en positivo. Junto al éxito del sector del turismo, el consumo local se ve reforzado por el gasto de los visitantes foráneos, pero también ha aumentado el consumo interno por el refuerzo de la confianza del consumidor y sus resultados. 
El gran éxito de la economía de Galicia procede de la posición del mercado internacional. Las ventas de las empresas fuera de España han crecido entre enero y septiembre un 8%, la mayor subida desde el 2013. El Foro de Economía de Galicia habla de hasta un 1,2% del PIB de origen internacional solo en el tercer trimestre del año, un dato que contrasta con el 0,4% de España. Este camino puede provocar que Galicia supere los 21.000 millones de euros de exportaciones, cifra superior al año pasado y record absoluto de la economía de Galicia. Por lo tanto, algunos indicadores estadísticos de la economía de Galicia muestra una tendencia hacia una sólida recuperación. n