ECONOMÍA

Fiscalía pide cárcel por los sobresueldos en Caja Madrid a Blesa y Barcoj

Reclama que indemnicen solidariamente a Bankia con 8,5 millones

El expresidente Miguel Blesa y Ildefonso Sánchez Barcoj.
El expresidente Miguel Blesa y Ildefonso Sánchez Barcoj.
Fiscalía pide cárcel por los sobresueldos en Caja Madrid a Blesa y Barcoj

nnn La Fiscalía Anticorrupción solicita cuatro años de prisión para el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y su exdirector financiero Ildefonso Sánchez Barcoj como autores de un delito de administración desleal en el marco de la causa que instruye el Juzgado número 45 de Madrid sobre el cobro de sueldos presuntamente irregulares. En su escrito de conclusiones provisionales, solicita además 8,5 millones de euros en responsabilidad civil de forma solidaria para los dos exaltos cargos de la caja extinta que deberán ingresar en la cuenta que establezca Bankia o en caso de renuncia de ésta en el FROB.
El fiscal Anticorrupción Conrado Saiz, que denunció en enero de 2015 el perjuicio económico que presuntamente habrían provocado los acusados a las cuentas de Caja Madrid al cobrar "percepciones excesivas", pide además al exsecretario general de la entidad Enrique de la Torre, una indemnización civil de 2,8 millones de euros, cantidad que cobró "en exceso" de la indemnización recibida por la caja tras su salida en 2009.

sin informes previos
Reitera que los acusados no cumplieron con el trámite estipulado por la caja de informar a los órganos de gobierno. En concreto recuerda que el Comité de Retribuciones propuso un incremento del salario de los miembros del Comité de Dirección de un 4,5% a partir del 1 de enero de 2008 hasta alcanzar una masa salarial de 8,3 millones de euros. Tras someter la propuesta al consejo de administración, esta tenía que volver de nuevo a la comisión de Retribuciones para validar la asignación individual correspondiente a cada uno de los diez miembros del comité de dirección, paso que no llevó a cabo Blesa, por lo que el incremento real medio fue de 16,11% en 2008.
Como consecuencia la caja les "abonó indebidamente" 2 millones de euros desde 2008 hasta que abandonaron la entidad en calidad de salario fijo. Respecto a la retribución variable el fiscal tampoco "encuentra justificación" al pago realizado a los beneficiarios y que ascendió a 1,8 millones y denuncia además que el exceso de aportaciones al fondo de pensiones se incluyó en las nóminas de los años 2007 a 2010 como "gratificación extraordinaria" por lo que la prestación la cobraban por anticipado.
El Ministerio Público basó su denuncia en un informe elevado al FROB por el que este organismo le acusó de causar un perjuicio económico de cerca de 15 millones de euros, si bien Blesa argumentó en su declaración ante la magistrada que instruye el caso, Luisa María Prieto, que se trataba de un documento plagado de errores.
El que fuera presidente de Caja Madrid entre 1996 y 2010 justificó ante el tribunal el aumento en 2008 de la retribución de los directivos entre un 16 y un 26 por ciento aludiendo a un incremento de las funciones de sus nueve miembros.n