JORGE BRAVO VIGO. ECONOMIA@ATLANTICO.NET

Fernández Sousa y la excúpula de Pescanova irán a juicio por 8 delitos

El expresidente de la pesquera viguesa y su excúpula irán a jucio por maquillar las cuentas para ocultar deudas millonarias y estafar a inversores y clientes, según el auto del juez De la Mata tras cinco años de instrucción. Serán juzgadas 19 personas y 12 sociedades: Sousa irá al banquillo con su mujer, su hermano y un hijo; se abre una causa separada para investigar las cuentas de la familia  no declaradas en Andorra .

Fernández de Sousa.
Fernández de Sousa.
Fernández Sousa y la excúpula de Pescanova irán a juicio por 8 delitos

 El expresidente de Pescanova, Manuel Fernández Sousa-Faro, y la excúpula de la multinacional serán juzgados por ocho delitos societarios según establece el auto de procedimiento dictado ayer por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata tras cinco años de instrucción. La lista completa de imputados asciende a 19 personas físicas y 12 jurídicas.
El auto, de 131 páginas de extensión, no deja títere con cabeza. De la Mata atribuye a Manuel Fernández Sousa-Faro la totalidad de los delitos investigados: falseamiento de cuentas anuales, falseamiento de información económica y financiera, estafa, alzamiento de bienes o blanqueo de capitales, insolvencia punible, falsedad en documento mercantil, uso de información relevante e impedimento de la actuación del organismo superior.
Por todo ello, De la Mata propone juzgar a los imputados por maquillar los estados financieros de la pesquera entre los años 2009 y 2012 mediante "prácticas contables irregulares".
De acuerdo con el relato de los hechos que hace el magistrado, los acusados alteraron las cuentas que presentaban al mercado para evitar que las consecuencias de estos movimientos quedaran registradas en su contabilidad y con el fin de que no se vieran reflejadas en las cuentas que luego presentan ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
"Con estas prácticas los investigados minoraron indebidamente la deuda financiera a contabilizar por el Grupo Pescanova en cantidades muy importantes, lo que les permitía elaborar sus cuentas anuales y demás documentos contables e informativos consignando deliberadamente en ellos resultados positivos que no se correspondían con la realidad, pues tanto Pescanova SA como el Grupo consolidado presentaban patrimonios netos y resultados negativos millonarios", afirma De la Mata.
En lo que respecta al delito de falseamiento de cuentas, De la Mata explica que de acuerdo con los hechos investigados se habrían falseado las cuentas anuales al menos en los ejercicios comprendidos entre 2009 y 2011 (dinámica que continuó con las cuentas preparadas para 2012) y expone que los administradores, "en responsabilidad compartida con los auditores" habrían aprobado unas cuentas maquilladas que no reflejaban la imagen fiel de las sociedades que administraban. Ninguna de esas cuentas anuales reflejaba la imagen fiel de Pescanova, según el magistrado.
Al actuar así proporcionaron públicamente una imagen irreal de su situación económica y patrimonial, hasta el punto de que, como ponen de manifiesto algunos de los querellantes, entre los meses de agosto de 2012 y enero de 2013 varios analistas financieros recomendaron la inversión en esos valores atendiendo al signo positivo de aquella información. Se trató pues de una dinámica que se ocultó a inversores, accionistas, acreedores y al organismo regulador. En cuanto al falseamiento de información económica y financiera, afirma el magistrado que entre los meses de julio y agosto de 2012 se produjo una ampliación de capital de la "vieja" Pescanova mediante la emisión de 9.290.464 nuevas acciones por cerca de 125 millones de euros.
A Alfonso Paz Andrade el juez le atribuye cuatro delitos (falseamiento de cuentas e información económica, insolvencia punible y uso de información relevante).
Sobre el conjunto de la excúpula, De la Mata ve indicios de cinco delitos falseamiento de cuentas e información económica, estafa por presentación de facturas falsas, falsedad en documento mercantil e insolvencia punible.

cuentas familiares
En otro auto, De la Mata abre una pieza separada para investigar a la mujer de Fernández Sousa, María Rosario Andrade, y dos de sus hijos en relación con unas cuentas abiertas en una entidad bancaria de Andorra que los anteriores no han declarado ante la Hacienda Pública, de acuerdo con el modelo 720 de la declaración de bienes en el extranjero.
Según se desprende de la investigación, el 29 de octubre de 2015 se bloquearon tres cuentas de los tres investigados en Andbank por poco más de tres millones de euros (3.266.385 dólares, 262.887 libras y 522.045 euros), correspondientes a diversos ingresos y sus rentabilidades y cuyo origen último de los fondos, dice el juez, se desconoce y permanecieron ocultos en todos momento a la hacienda pública española".

el papel del auditor
En el auto el juez de instrucción es especialmente duro con la auditora externa BDO y el auditor Santiago Sañé, a los que atribuye los delitos de falseamiento de cuentas y de información económica. De la Mata asegura en el auto que BDO "disponía de toda la información contractual, documental y contable sobre tales prácticas y las avalaron reiteradamente tanto en los distintos informes de auditoría de las cuentas anuales como en otros que elaboraron para Pescanova". Considera que las prácticas que llevaron a cabo "presentaban importantes carencias e insuficiencias".
BDO emitió ayer un comunicado en el que señala que recurrirá el auto dictado por el juez De la Mata. " BDO respeta la decisión judicial pero no comparte la misma, ya que considera firmemente que ha quedado demostrado que en ningún momento, tuvo conocimiento del fraude perpetrado en Pescanova y, por tanto, no pudo tener bajo ninguna circunstancia connivencia con el mismo". Señala que probará que no está relacionado con los delitos.n