ECONOMÍA

Condenas de hasta 12 años por la estafa de Fórum Filatélico

El expresidente Francisco Briones deberá pagar también una multa de 50 millones de euros

Francisco Briones, expresidente de Fórum Filatélico, durante el juicio civil, en 2015.
Francisco Briones, expresidente de Fórum Filatélico, durante el juicio civil, en 2015.
Condenas de hasta 12 años por la estafa de Fórum Filatélico

Doce años después de la intervención judicial de la compañía, la Audiencia Nacional escribió un nuevo capítulo en la historia de Fórum Filatélico, condenando a su expresidente Francisco Briones, a 12 años y cuatro meses de prisión como principal autor del "paradigma de las estafas piramidales". La sección primera de la Sala de lo Penal, que castiga a 20 de los 27 acusados, le impone además un severo correctivo económico, multa de casi 50 millones de euros y el deber de resarcir con más de 3.700 millones de euros a los 190.022 titulares reconocidos por la administración concursal.
Cuantía de la que habrá de responder solidariamente el que fuera asesor jurídico de Fórum, Juan Ramón González (seis años y tres meses de cárcel como cómplice) por diseñar y redactar los contratos de captación de ahorro e inversión de los clientes y "encubrir la realidad económica" del negocio. En sus 200 páginas de sentencia, la sala considera que la filatélica desarrolló entre 1998 y 2006 una captación masiva de dinero de pequeños ahorradores, "que seguían los consejos de los activos agentes de la compañía, profesionales convencidos de la seriedad de la organización (...) hasta hacer caer a familiares y amigos en la red especulativa tejida alrededor del sello".
Mediante la publicidad de sus productos, en la que apelaban a la revalorización "constante y sostenida" de unos sellos "sobreestimados", Fórum construyó un "mercado cerrado, ajeno al del coleccionismo" amparándose en una filatelia de más de 121 millones de piezas con "escaso valor".

Estructura piramidal
De este modo, la sociedad sólo era capaz de mantener la actividad reteniendo a los inversores y captando a otros nuevos, añade el tribunal presidido por la juez Manuela Fernández, que reitera "la complejidad y perfección" de esta dinámica. Solo así la "estructura piramidal y la insolvencia" de la filatélica "no fue detectada por organismos y agentes públicos de control, inspección" y regulación como el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), cuya competencia en este caso fue discutida durante el juicio.
De este negocio responsabiliza a Briones, que aportó "su energía, esfuerzo y habilidades para captar dinero y seducir clientes", con la motivación de "lucrarse y obtener un beneficio" de los fondos. Para "desviar" estos caudales, Fórum contaba con una estructura "clandestina", basada en sociedades pantalla con vínculos en paraísos fiscales, una red que dirigía Carlos Llorca, actualmente en rebeldía y contra el que también se dirige el proceso.
A fin de crear imagen de solidez y aparentar la existencia de beneficios, los administradores elaboraban sus cuentas anuales ocultando las obligaciones de recompra, un modelo "que funcionó de manera eficaz" y del que no advirtieron los auditores externos José Carrera y Rafael Ruiz, condenados a dos años y 12 meses de prisión, respectivamente, como cooperadores. n