ECONOMÍA

La CEG celebrará nuevas elecciones a presidente a mediados de enero

El comité ejecutivo nombra secretario general  provisional a Jaime López

Jaime López Vázquez.
Jaime López Vázquez.
La CEG celebrará nuevas elecciones a presidente a mediados de enero

 La confederación de empresarios de Galicia (CEG) convocará elecciones en la primera semana de diciembre -el día 7 o el 8- y se celebrarán 40 días después, a mediados de enero del año que viene.
El cometido de convocar la asamblea recaerá sobre el presidente en funciones, Antonio Fontenla, portavoz, por edad, de la gestora que está al frente de la institución tras la dimisión del presidente Antonio Dieter Moure.
Así lo decidió ayer el comité ejecutivo de la patronal gallega, que se reunió ayer tras el encuentro celebrado en la capital de la comunidad con el presidente de Uruguay.
Fontenla aseguró que él no desea dar un paso al frente para presentarse como un eventual candidato de consenso. "No quiero, yo ya fui y segundas partes nunca fueron buenas", aseveró. Además de determinar que sea Fontenla, presidente de los empresarios de A Coruña, el que convoque los comicios, el comité ejecutivo ha nombrado secretario general, de manera provisional, a Jaime López (responsable de la confederación de Lugo), en sustitución de Fausto Santamarina, cuyo despido -relacionado con su sueldo por razones de antigüedad- adoptó la actual gestora.
Por último, y en aras de lograr una paz de la que no goza la CEG desde el mandato del vigués José Manuel Fernández Alvariño -quien también abandonó el cargo por el bloqueo que protagonizaron opositores a su forma de llevar la patronal-, los miembros del comité consideran necesario buscar un candidato de consenso.
En un comunicado, la CEG informó de la reunión, de la decisión de facultar al vicepresidente y portavoz Antonio Fontenla a convocar elecciones en el plazo estatutario de dos meses y del nombramiento de Jaime Luis López Vázquez.
Añade la nota que la intención de las cuatro confederaciones provinciales patronales es "cooperar" para lograr la "propuesta de un candidato de consenso". Aunque hubo quien pretendió ejecutar un cambio estatutario de modo que se estableciese una presidencia rotatoria, esta idea no salió adelante.

CRISIS INTERNA
La crisis interna de la entidad, en los últimos tiempos marcada por la división norte-sur (Fontenla y Alvariño fueron contrincantes en varias citas de los empresarios con las urnas), se acrecentó recientemente debido a las dificultades económico-financieras y el hecho de que Moure se impusiese a su rival (Pérez Canal, presidente en Ourense) por únicamente 10 votos.
El plan de viabilidad diseñado por el último presidente saliente no llegó a ejecutarse, y ahora la gestora trata de aliviar la situación con medidas de ajuste y la futura negociación de proyectos con la Xunta. Asimismo, Fontenla informó ayer de que está por ver si también hay que convocar otra asamblea para aprobar la firma de la hipoteca de la sede de la confederación, aunque ve este punto poco problemático.