MAR

La armadora del pesquero de Marín retenido admite que faenó en aguas argentinas por error del GPS

La armadora del pesquero "Playa Pesmar Uno" admite que faenó durante unas dos horas a unas 0,4 millas aguas adentro de la zona económica exclusiva de Argentina, lo que atribuye a un error de uno de los navegadores vía satélite GPS de la embarcación, que es la que servía para reflejar las posiciones en la carta electrónica.

La Prefectura Naval Argentina detuvo ayer al "Playa Pesmar Uno"
La Prefectura Naval Argentina detuvo ayer al "Playa Pesmar Uno"
La armadora del pesquero de Marín retenido admite que faenó en aguas argentinas por error del GPS

Fuentes de la representación legal de Pesquerías Marinenses han explicado a Efe que una vez en el puerto de Comodoro Rivadavia, donde permanece amarrado el barco, las autoridades argentinas verificaron que uno de los tres GPS que lleva a bordo presenta una desviación, en tanto que los otros dos coinciden.

Éste será uno de los argumentos de la defensa de la armadora, junto con la atención a todas las indicaciones de la Prefectura Naval una vez interceptó al "Playa Pesmar Uno", para demostrar que no hubo "mala fe" y así tratar de "minimizar" la sanción económica que deberá afrontar.

Las autoridades argentinas iniciarán un sumario administrativo para que la empresa del buque pague una multa que podrá variar entre los 5 y 10 millones de pesos, equivalentes a 256.703 a 513.406 dólares, respectivamente.

El objetivo, inciden las fuentes consultadas por Efe, es liberar la embarcación lo antes posible, en un plazo aproximado de unos quince días, ya que tener el barco parado en puerto por más tiempo "sería una ruina".

El "Playa Pesmar Uno" fue interceptado por la Prefectura Naval de Argentina pescando en su zona económica exclusiva con 320 toneladas de piezas frescas en bodega.

El buque, de 63 metros de eslora y 12,50 de manga, llevaba 34 tripulantes a bordo en el momento de ser apresado por el guardacostas "GC 27 Fique", después de partir de Montevideo, la capital de Uruguay, el pasado 11 de enero.

El personal de Prefectura Naval estableció comunicaciones por radio con el capitán del pesquero, con el objeto de que detuviera su navegación y no levantara la red de pesca que tenía desplegada en el mar, a lo cual accedió.