SANTI PÉREZ. RESPONSABLE DE MARCHA DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA

"Tenemos la generación con más talento de la historia"

Santi Pérez (Vigo, 1972), responsable de marcha en la Federación Española de Atletismo.

Santi Pérez, la semana pasada ante los restos del muro de Berlín.
Santi Pérez, la semana pasada ante los restos del muro de Berlín.
"Tenemos la generación con más talento de la historia"

Vivió el pasado fin de semana con especial orgullo los éxitos de su sección en los Europeos de Berlín, donde Álvaro Martín y María Pérez lograron dos oros, y Diego García una plata, que se sumaron al bronce conquistado días atrás por Julia Takacs en 50 kilómetros. Cuatro medallas que, para el directivo vigués, demuestran que estamos ante la mejor generación española de marchadores de la historia.

La sección de marcha ha conseguido cuatro medallas en estos Europeos, dos oros, una plata y un bronce, ¿esperaban un balance tan positivo?
El balance está dentro de lo que pensábamos. Los chavales están en las primeras posiciones de su ránking, con lo cual podría ser. Julia Takacs está primera en 50 kilómetros, Diego García, segundo en el suyo... Sabíamos que había opciones reales de medalla, sobre todo porque se trata de unos chicos muy jóvenes que cada temporada van a más y que tenían el objetivo de este Europeo en mente desde hace un año. Están en muy buena forma, sabíamos de sus capacidades competitivas porque son talentosos y ambiciosos, y por lo tanto pensábamos que podía darse un resultado bueno de verdad. Luego, que todo salga tan bien es muy difícil, pero la verdad es que esta vez ese factor suerte que existe en el deporte nos ha favorecido y estamos contentos y agradecidos.

Supongo que muy orgulloso por la parte que le toca.
Sí, porque ser responsable de la marcha española conlleva un enorme orgullo, dado que su historial es enorme en cuanto a medallas, y al mismo tiempo conlleva la enorme responsabilidad de seguir aumentando ese historial. Cuando llegas al cargo piensas que mejorar lo que han hecho tus antecesores va a ser imposible, entonces cuando uno consigue un día como hoy (por el sábado), que quedas campeón de Europa de 20 kilómetros en chicos y en chicas, y sumas cuatro medallas, quieras que no, tienes ese orgullo de pensar que también estás aportando tu granito de arena para que la marcha española siga siendo reconocida a nivel mundial.

¿Podemos decir que está empezando una nueva edad de oro de la marcha española?
Sinceramente, creo que llevamos ya cuarenta años en la edad de oro de este deporte en España porque el último campeón de Europa en 20 kilómetros fue Miguel Ángel López, y en el anterior Europeo también fue un español. Y ahora, cuatro años después, otra vez. La marcha nunca ha fallado. Lo que sí pienso es que tenemos la generación con más talento de la historia. Hemos tenido gente buenísima, campeones olímpicos y del mundo, pero creo que esta generación de Álvaro Martín, Diego García, María Pérez o Laura García-Caro es la mejor. Aún no había dado ese paso adelante por su juventud, pero estoy convencido de que en Tokio 2020 y en París 2024 van a darnos más éxitos y medallas.

¿Cuáles cree que son los motivos del éxito de la marcha en España?
Fundamentalmente, que tenemos una escuela fantástica. En los años 80, los famosos Llopart y Marín tuvieron la astucia de copiar de los mexicanos, que eran los mejores del mundo en aquella época, y no sólo copiarlos, sino coger su esquema y mejorarlo. Además, tuvieron la generosidad de compartir ese sistema con el resto de los técnicos españoles y a día de hoy yo creo que tenemos los mejores técnicos del mundo, que es lo que hace que cuando damos con talentos como los de ahora, sepamos llevarlos a lo máximo. Para mí, el secreto son los entrenadores que tenemos, herederos de la escuela de Llopart y Marín, que la han cogido y la están evolucionando. Y lo bueno es que esa información se comparte. Hay gremios que son más individualistas, pero aquí tenemos la suerte de que los técnicos son generosos, comparten la información y el equipo nacional se beneficia.

¿Qué destaca de cada uno de los medallistas, de Álvaro Martín, por ejemplo?
Álvaro Martín es la inteligencia. Es un chico con mucha sensibilidad, que absorbe cualquier información de forma inmediata y la ejecuta de manera maravillosa.

María Pérez.
Es el descaro, la fuerza y la pasión de la juventud. No tiene miedo a nada, se cree que no hay límites y piensa que cualquier reto se puede alcanzar.

Diego García.
Es la ambición. Hoy (por el sábado) quedó segundo y no creas que está feliz. Él quiere ser el primero, el mejor. Vive la competición como una forma de llegar a la victoria. Es la ambición en persona.

Julia Takacs.
Es la constancia. Es una chica que prometía mucho en sus inicios. Luego, esto es muy difícil y no consiguió sacarlo todo fuera, pero insistió y ahora, en la distancia larga que por fin han puesto a las mujeres, ha podido mostrar todo su potencial.

¿Las perspectivas son buenas para Tokio 2020?
Sí. Queda mucha labor por hacer porque en Tokio el problema va a ser un calor y una humedad altísismos, unas condiciones a las que los asiáticos están mucho más adaptados que nosotros, con lo cual nos esperan dos años en los que el trabajo principal va a ser ese: a nivel fisiológico, adaptarnos a unas condiciones muy difíciles que vamos a tener y con las que los japoneses y los chinos van a tener cierta ventaja.

La marcha española sigue estando en lo más alto, ¿cómo ve la situación en Galicia?
En Galicia tenemos muy buenos técnicos. Hay mucho que hacer, pero es raro el año en que no hay algún internacional gallego en las categorías menores. Se está haciendo un buen trabajo de base y falta culminarlo con algún atleta de élite que acabe de arrastrar a los pequeños hacia arriba. Pero se está haciendo una buena labor.