Seis pequeños milagros

Tres jugadores del Chapecoense, dos tripulantes y un periodista sobrevivieron al accidente

En la imagen  Alan Ruschel.
En la imagen Alan Ruschel.
Seis pequeños milagros

La tragedia que azotó ayer a Colombia y Brasil tuvo cabida también para seis pequeños milagros, los protagonizados por las personas que sobrevivieron al accidente que tuvo lugar entre las localidades colombianas de La Unión y La Ceja. Los miembros de la expedición que trasladaba al Chapecoense para disputar la final de la Copa Sudamericana que salieron con vida del accidente son los futbolistas Alan Ruschel, Jackson Follman y Helio Neto, el periodista Rafael Valmorbida Henzel y los tripulantes Ximena Suárez (azafata) y Erwin Tumiri (técnico), quienes fueron ingresados en distintos hospitales cercanos a Medellín.
El jugador brasileño Alan Ruschel fue el primero de los supervivientes que llegó a un centro médico. El lateral izquierdo de 27 años llegó conmocionado en una ambulancia al Hospital San Juan de Dios de La Ceja, pese a lo cual preguntaba insistentemente por su familia y pedía que le guardaran el anillo de matrimonio.
La esposa del futbolista, Amanda Ruschel, explicó horas después que su marido se encontraba "estable" y su vida no corría peligro. "Gracias a Dios Alan está en el hospital, estado estable. Estamos rezando por todos los que todavía no fueron rescatados y fuerza para toda la familia", escribió Ruschel en la red social Instagram. Ruschel añadió que es una situación "complicada" y "difícil", después de conocer el accidente del avión en el que viajaba el Chapecoense.
El capitán del cuerpo de bomberos de la vecina localidad de El Carmen de Viboral, Édison Gutiérrez, que ayudó a rescatar a Ruschel y a su traslado en ambulancia, explicó que "el avión no explotó" al caer a tierra y por eso fue posible encontrar varios supervivientes.
Posteriormente, el personal de emergencias que se trasladó a la zona del accidente rescató con vida a los tripulantes Ximena Suárez y Erwin Tumiri, el futbolista Jackson Follman y el periodista Rafael Henzel. Este último era uno de los 22 periodistas de medios brasileños que viajaban en el avión del club Chapecoense. Los periodistas, en su mayoría, eran de los canales Fox, TV Globo y de varias cadenas de radio y televisión del país que iban a cubrir el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana  contra el Atlético Nacional en Medellín. Henzel, reportero de Radio Oeste, fue el único, a la espera de la confirmación definitiva, que pudo sobrevivir al siniestro.

Neto, entre el fuselaje
El sexto superviviente en ser rescatado de entre los restos del avión fue localizado en el interior del fuselaje, según informó un miembro del cuerpo de bomberos de Itagüí, localidad del área metropolitana de Medellín.
El socorrista manifestó que "por la condición físico-atlética del paciente" es un futbolista del Chapecoense, que medios locales indicaron que se trata de Helio Neto.
El deportista, añadió el bombero, fue rescatado en "pésimas condiciones, inestable hemodinámicamente con trauma craneoencefálico severo, fracturas abiertas de miembros inferiores, trauma de tórax y abdomen".
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, informó de que dos de los heridos estaban "graves".n