BALONCESTO MEM. QUINO SALVO

Moncho López: "Es muy difícil que podamos ganar a Andorra"

El técnico del Oporto destaca que "vale la pena estar en el homenaje a un hombre tan querido"

Moncho López da instrucciones a sus jugadores en un partido con el Oporto.
Moncho López da instrucciones a sus jugadores en un partido con el Oporto.
Moncho López: "Es muy difícil que podamos ganar a Andorra"

Moncho López (Ferrol, 1969), entrenador del Oporto desde el año 2009, participará mañana en el tercer Memorial Quino Salvo, que enfrentará a su equipo con el MoraBanc Andorra en el pabellón de As Travesas (20:00), porque "la causa vale la pena. Es un homenaje a una persona muy querida en el deporte nacional, en concreto en el baloncesto. Y yo, siendo entrenador gallego, y siendo Quino uno de nuestros referentes, éste es un homenaje al que siempre le guiñé un ojo, siempre me gustó ver que se hacía y con un cartel muy interesante. Ahora nos invitaron y, obviamente, no podía decir que no".
Y eso que, reconoce, "llego preocupado porque somos un equipo muy bueno de la liga portuguesa, pero la Liga ACB es la mejor de Europa y nos vamos a enfrentar a un adversario de una realidad competitiva superior a la nuestra, pero es una fiesta en homenaje a Quino y queremos estar ahí".
Moncho López conoció al jugador y técnico vigués fallecido hace tres años y destaca que "la manera de jugar de Quino, cuando no lo conocías personalmente, creo que definía ya los grandes valores que él tenía: el sacrificio, la entrega. Era un luchador nato, un jugador que logró competir en el alto rendimiento, obviamente con habilidades técnicas, pero sobre todo por su corazón y su carácter. Y luego, como entrenador, transmitía lo mismo. Sus equipos eran de mucho esfuerzo dentro de campo, divertidos de ver, de ritmo, que defendían durísimo y peleaban hasta el último balón. Yo lo pude tratar personalmente, hablamos muchas veces, y conocí al Quino buena persona. No intimé tanto con él como otros, pero los que eran íntimos amigos lo definían como la buena persona que es Quino. Y es verdad. Era una persona muy noble. Siempre tenía una palabra de cariño, incluso para sus adversarios, y era muy simpático, con mucha facilidad para hacer bromas y crear buen ambiente".
El técnico gallego cumple su décima temporada en el club portugués, en el que asegura que "he encontrado estabilidad en mi profesión. Además, motivada por ellos, porque me quieren y quieren que esté aquí. El último contrato que me hicieron fue de cinco años, que no es nada habitual en baloncesto. Es un club de fútbol que trata muy bien a sus entrenadores. El baloncesto somos una de sus secciones pequeñas pero nos han dado muy buenas condiciones de trabajo y me siento muy querido por los aficionados. Y luego he tenido algo que en España sólo viví con la selección, pero no con clubes. Yo siempre había entrenado equipos pequeños, que jugaban para no descender en la ACB, y aquí he tenido la posibilidad de ganar títulos. Hemos ganado trece y es uno de los ciclos más exitosos de la historia del club. Espero que llegue a ser el que más en breve".
El preparador del Oporto cree que mañana se podrá ver un buen partido de baloncesto en As Travesas: "Los dos equipos jugamos bien y confío en que el espectáculo sea bonito, pero preveo para nosotros un partido muy difícil. Es muy complicado, por no decir imposible, que nosotros ganemos a Andorra, un súper equipo para la ACB, muy rápido y atlético, pero se trata de participar en la fiesta". n