CICLISMO

Matthews gana y Froome vuelve al liderato

El líder del Sky aprovecha el repecho final para aventajar en 22 segundos a Aru

Matthews celebra la victoria en la meta de ayer, situada en un repecho en la ciudad de Rodez.
Matthews celebra la victoria en la meta de ayer, situada en un repecho en la ciudad de Rodez.
Matthews gana y Froome vuelve al liderato

Michael 'Bling' Matthews (Sunweb) fue más rápido ayer que los clasicómanos en la meta en alto de Rodez y se impuso en la decimocuarta etapa, que comenzó Blagnac con un recorrido de 181,5 kilómetros y en cuyo final hubo sorpresa: Chris Froome arrebató el maillot amarillo a Fabio Aru, quien se quedó cortado con el resto de favoritos.
Matthews, de 26 años, se mostró poderoso en una llegada en repecho que hizo estragos. Respondió a los ataques de los belgas Philippe Gilbert y Greg Van Avermaet y en un alarde de fuerza alzó los brazos dando la segunda victoria consecutiva a su equipo, tras el éxito en Peyragudes de Warren Barguil.
Tras 'Bling', cuyo apodo responde a lucir accesorios brillantes de metal, entraron el campeón olímpico Avermaet y el noruego Edvald Boasson Hagen (Dimension), que no pudieron impedir la celebración por todo lo alto de Matthews, por fin recompensado con la victoria, la segunda del Tour en su palmarés tras la lograda en 2016.
La refriega final en el repecho de 500 metros que conducía hasta meta hizo estragos. Más que la etapa pirenaica de la víspera. El pelotón se estiró entre la tormenta de ataque, tanto que se partió en mil pedazos, con la mayoría de favoritos cortados, menos Froome, quien atento aprovechó para meter tiempo a sus rivales.
Un pellizco considerable de 4 segundos a Bardet, 14 a su compañero Mikel Landa, 21 a Nairo Quintana y Alberto Contador y 24 a Aru, quien se despidió de esta manera del maillot amarillo, que volvió a las espaldas del que ya era líder virtual, Chris Froome, de nuevo al frente tras dos días sin pasarse por el podio.
La locura desatada por los reyes de las clásicas, que buscaron con ansia la victoria en un tipo de llegada para rematadores provocó una alteración de la clasificación inesperada. Froome dispone de 18 segundos sobre Aru, 23 respecto a Bardet, 29 a Urán, 1:17 minutos por delante de Landa, 2:22 a Quintana y 5:37 a Contador. 
No faltó la escapada, protagonizada esta vez por Hollenstein (Katusha), Voeckler (Direct Energie), De Gendt (Lotto-Soudal), Roosen (Lotto-Jumbo) y Bouet (Fortuneo). Como es habitual, no fueron muy lejos en sus ilusiones porque el pelotón los mantuvo a raya.n