BALONCESTO CTO. EUROPEO

Jornada de reflexión antes de luchar por el bronce con Rusia

Pau Gasol, de España.
Pau Gasol, de España.
Jornada de reflexión antes de luchar por el bronce con Rusia

 El cuerpo técnico de la selección española decidió que ayer era una jornada sin "actividad de equipo", tras el varapalo que sufrió ante Eslovenia en las semifinales del Eurobasket 2017 y que le impedirá poder luchar por revalidar el título.
"Tenemos que digerir la derrota y prepararnos para ganar una medalla de bronce el domingo", dijo Pau Gasol que calificó de "frustrante" la derrota ante Eslovenia.
El seleccionador, Sergio Scariolo, tampoco puso muchos paños calientes en las declaraciones después del partido. "La diferencia la han marcado los triples y ha sido sangrienta. Los han metido, liberados, muy contestados, triples de final de posesión, triples a tablero y probablemente este nivel de acierto ha hecho mella en nuestra moral y nos hemos precipitado".
Así las cosas, según informó el departamento de prensa de la Federación, el equipo no tuvo actividad a lo largo del día para "digerir", en palabras de Pau, la situación.
Y es que tras el fuerte revés sufrido lo importante ahora es recuperarse física y, sobre todo, mentalmente, porque el campeonato no ha terminado. El equipo español todavía aspira a una medalla, la de bronce, y aunque parezca un objetivo menor, subir al podio es un éxito. En caso de conseguirse, sería la decimotercera en un Europeo y la sexta de forma consecutiva.
Desde que en 2007, en el Europeo cuya fase final se celebró en Madrid, la selección española ganase la medalla de plata el equipo no ha vuelto a bajarse del podio consiguiendo la racha victoriosa más importante del baloncesto continental.
Sólo si se contempla a la antigua URSS, que dominó Europa desde 1957 hasta 1971, y la antigua Yugoslavia que consiguió tres títulos seguidos (1973,75 y 77) y otros dos en 1989 y 1991, se puede encontrar parangón a tamaña gesta. 
Precisamente, las selecciones de España y Rusia se enfrentarán mañana en la lucha por el bronce (16.00, Cautro), después de que Serbia venciera en la semifinal a Rusia por 79-87 y se clasificara para la gran final, donde espera el verdugo de España, Eslovenia (20.30).