FÓRMULA 1

Hamilton presiona a Vettel

El inglés gana en Silverstone por quinta vez y se sitúa a un punto del alemán en la general del Mundial

Lewis Hamilton celebra su victoria en el Gran Premio de Gran Bretaña junto a los aficionados presentes en el circuito de Silverstone.
Lewis Hamilton celebra su victoria en el Gran Premio de Gran Bretaña junto a los aficionados presentes en el circuito de Silverstone.
Hamilton presiona a Vettel

El idilio de Lewis Hamilton con el circuito de Silverstone es tal que el piloto británico pudo rubricar ayer, con absoluta tiranía, su cuarto triunfo consecutivo en el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, que ha ganado en 2008, 2014, 2015, 2016 y 2017. Con este último triunfo, ha igualado a los hasta ahora dominadores de la cita británica: Alain Prost y Jim Clark.
Desafiar la historia del automovilismo era el empeño de Hamilton y su voracidad le premió con 25 puntos. A ellos aspiraba tras dominar la sesión de clasificación del sábado y colocarse con su 'pole' número 67 a sólo una de la plusmarca de Michael Schumacher.
El inglés, reconciliado ya con el público local tras ausentarse el miércoles de la exhibición de los pilotos en Londres, acumula un botín de 176 puntos tras haber ganado los Grandes Premios de China, España, Canadá y, ahora, Gran Bretaña. Alcanzado el ecuador de la temporada, camina hacia su cuarto entorchado. "Sé que queda mucho trabajo por hacer, pero ése es mi objetivo", dijo ayer.
Apenas un punto separa a Hamilton del líder, Sebastian Vettel. El piloto de Ferrari se presentó en Silverstone con un margen de 20 puntos, pero Hamilton lo minimizó en una carrera aciaga para el germano. Un error de cálculo en la vida de los neumáticos frustró su Gran Premio. "Nos cogió por sorpresa", lamentó Vettel con incredulidad. El alemán rodaba en tercera posición cuando, encarando ya la última vuelta, sufrió un pinchazo.
Por el mismo trance había pasado poco antes su compañero, Kimi Raikkonen, aunque él sí tuvo margen para pasar por el garaje, cambiar las gomas y progresar hasta el tercer puesto. Segundo figuraba ya, contra pronóstico, Valtteri Bottas. Campeón del pasado Gran Premio, en Austria, el piloto de Nastola –tercero en el Mundial con 154 puntos– rubricó el doblete de Mercedes tras remontar desde la novena plaza.
Copado el podio por los Mercedes de Hamilton y Bottas y el Ferrari de Raikkonen, la cuarta y quinta posiciones fueron para los Red Bull de Max Verstappen y Daniel Ricciardo, decimonoveno en la parrilla de salida. El piloto de Perth sí pudo completar la remontada deseada por Fernando Alonso, protagonista de un nuevo abandono. Otro problema de fiabilidad de su McLaren Honda, esta vez con la bomba de gasolina.
Tampoco su compatriota Carlos Sainz pudo cruzar la bandera a cuadros. Se marchó mucho antes porque Kvyat, su compañero en Toro Rosso, lo embistió en la primera vuelta. No es el primer accidente causado por el ruso. En Austria arrolló a Fernando Alonso, con un desenlace similar: el adiós del piloto asturiano.n