BALONMANO LIGA ASOBAL

El Frigoríficos empata en casa ante el poderoso Granollers

El debutante Boisedu, que anotó cuatro goles, erró un último lanzamiento para ganar

Boisedu debutó anoche con el Frigoríficos del Morrazo.
Boisedu debutó anoche con el Frigoríficos del Morrazo.
El Frigoríficos empata en casa ante el poderoso Granollers

Frigoríficos del Morrazo y Fraikin Granollers empataron ayer en O Gatañal, en un partido en el que los gallegos dispusieron del último ataque para ganar pero el lanzamiento del lateral francés Johan Boisedu, que debutaba anoche, se marchó alto.
Pese a las paradas de Javi Díaz, al Frigoríficos le costó entrar en el choque, lastrado por un juego demasiado previsible en el ataque posicional y varias pérdidas que permitieron al Granollers salir al contraataque (6-9, min.13). Un atasco en ataque que los gallegos solucionaron con la entrada en pista de Boisedu, fichado esta semana para los últimos tres encuentros de la primera vuelta. El lateral exhibió su brazo –cuatro goles en el primer tiempo– pero también su facilidad para jugar con el pivote en esos primeros minutos. En él y en un espectacular Javi Díaz se apoyó el Frigoríficos para voltear el marcador, después de un parcial 7-2 en ocho minutos que obligó al técnico visitante, Antonio Rama, a pedir tiempo muerto.
Ese parón y, sobre todo, una rigurosa exclusión al serbio Mitic nublaron al conjunto gallego, que se quedó sin ideas en ataque –diez minutos sin marcar–. El Granollers, liderado por Ian Tarrafeta, le devolvió el golpe con un parcial 0-3, que le oxigenó hasta el descanso (15-17).
Con un parcial 2-0 de salida, el Frigoríficos enseñó sus dientes a su rival. Se le iba la vida en este partido, y eso se notó en la intensidad con la que jugó. Supo sufrir cuando el Granollers, aprovechando una superioridad, se puso dos arriba (19-21) y después se agarró a Muratovic, que dio un recital hasta que se desfondó físicamente.
Pero ni firmar un gran partido ni la extraordinaria actuación de Javi Díaz –16 paradas– le bastó al equipo gallego para doblegar a un rival que mantuvo el tipo gracias al uno para uno de Lancina y, especialmente, a la conexión con el internacional Adriá Figueras, una pesadilla para la defensa local en los seis metros.
Granollers estuvo siete minutos sin marcar pero su rival no lo aprovechó, y en los últimos diez sólo hubo un gol de cada equipo. Los catalanes atacaron para poner el 26-27 pero se estrellaron contra el muro cangués. Magí Serra pidió tiempo muerto cuando su equipo ya armaba el contraataque. Faltaban diez segundos. El Frigoríficos, que hace un mes había perdido un partido contra el Benidorm en la misma situación, buscó atacar sobre la bocina con un lanzamiento de Boisedu, que se le fue alto. El punto mantiene a los cangueses colistas pero los acerca a dos de los puestos de salvación que marca el Teucro, su rival el sábado.

Frigoríficos del Morrazo:
Javi Díaz, Vujovic (2), Chapela (2), Cerqueira (3), Gavidia (1), Cancio y Suso Soliño (4,2p) -equipo titular- Muratovic (4) Aranda (3), Boisedu (4), Mitic (2), Rubén Soliño (1) y David Iglesias.
Fraikin Granollers:
Marc Guardia, Víctor Sáez (2), Antonio García (4,2p), Tarrafeta (6), Adriá Figueras (5,2p), Alex Márquez (5) y Gassama -equipo titular- Almeida (ps), Marc García (1), Popovic, Lancina (2), Ferrer, Pol Valera y Adriá Martínez (1).
Árbitros:
Rodríguez Estévez y Rosendo López (colegio gallego). Sancionaron con dos minutos a Mitic, Cerqueira (2), Vujovic, Gavidia (2) por parte del Frigoríficos, y a Marc García, Alex Márquez (2) y Popovic por parte del Granollers.
Parciales:
1-2, 4-6, 7-9, 11-11, 13-14, 15-17 (descanso); 18-20, 19-21, 23-24, 25-25, 26-26 y 26-26.
Incidencias:
Partido  disputado en el pabellón de O Gatañal ante unos 1.000 espectadores.